Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Imperioso - El Caballo de Jesús Gil

    ArtículoHistoria - Razasjueves 01 agosto 2013
    Compartir:

    Todos recordamos a uno de los caballos más mediáticos de la historia reciente de España. Sin duda, Imperioso, el caballo de Jesús Gil, el fallecido presidente del Atlético de Madrid, era, para su propietario, algo así como la almohada con la que consultar los fichajes y las destituciones de entrenadores.

    El equino falleció en diciembre de 2006, en la finca abulense de Valdeolivas, dos años y medio después que su dueño. "La pasión que yo sentía por él provocó, incluso, los celos de mis jugadores", comentaba Jesús Gil en su momento al emocionarse hablando del animal.

    El pura raza española de de capa blanca fue un caballo de porte firme, al que Gil trató siempre como un confidente. "Hablo algunas noches con él y me da consejos sobre los fichajes y las destituciones", recordaba de forma excéntrica el presidente del club de fútbol.

    Cuando murió, Imperioso rondaba los 30 años aunque sus últimos años no fueron fáciles ya que sufrió varios cólicos intestinales, quebrándole la salud hasta el punto de no poder ser montado y apenas podía salir de su establo.

    Su dueño explicaba el origen de la fama del equino de la siguiente manera: "Lo compré por 150.000 pesetas cuando tenía tres años. Fue el primer caballo de nuestra cuadra, el primero que tuvimos nada más comprar la finca. Un día estaba aquí un equipo de la BBC grabando y empecé a hacer bromas con él. Luego distribuyeron las imágenes y empezó el boom".

    A partir de ese momento, la fama del semental fue en rápido ascenso. Poco tiempo después vino el desfile del caballo por las calles de Madrid cuando el Atlético celebró el doblete de 1996. Imperioso encabezaba la cabalgata del Paseo de la Castellana de Madrid.

    Jesús Gil siempre tuvo en gran estima al equino. "La pasión que yo sentía por él provocó, incluso, los celos de mis jugadores. En 1997, coincidiendo con un importante partido del Atlético de Madrid en Amsterdam contra el Ajax, Imperioso fue operado a vida o muerte en una clínica de Madrid de un cólico intestinal. Yo llamé desde el palco del estadio 16 veces al cirujano para ver que pasaba. El propio entrenador, Radomir Antic, se quejó en público de que al presidente le interesaba más su caballo que su equipo. Entonces nadie se atrevió a decir que eso era lo natural para un hombre como yo, presidente del Atletico de Madrid".

    El propietario de Imperioso llegó a presumir de las cualidades fértiles de su animal alegando que se trataba de un semental que montaba entre 40 y 50 yeguas al año de las más selectas.

     

     

    Fuente e imagen: Eurosport

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín