Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Incitatus, el caballo de carreras del Emperador Calígula

    ArtículoHistoria - Razasmartes 24 julio 2012
    Compartir:

    Incitatus era el caballo preferido del siempre polémico, y considerado como loco  por muchos, emperador romano Caligula (12-41 dC). Era un caballo de carreras que había nacido en Hispania, donde en esa época se importaban a Roma alrededor de 10.000 equinos cada año.

    Su nombre significa en latín “Impetuoso” y lo cierto es que el caballo disfrutó de numerosos privilegios y hasta extravagancias caprichosas de su amo a lo largo de su vida. Se dice que el Emperador llego a construirle un establo de mármol y que el caballo era ornamentado con piedras preciosas, los pesebres de las cuadras eran también de marfil y disponía de 18 criados dedicados en exclusiva a sus cuidados. Además, dormía con mantas de color púrpura. Esto podría no significar nada en nuestros días sino fuera porque el tinte púrpura era precisamente el más costoso en la Antigua Roma. Con el tiempo, el equino llegó a disfrutar de toda una villa para sí solo.

    Si aún no nos asombramos con semejantes caprichos, baste saber que Incitatus no era tan sólo el caballo del Emperador, sino que Calígula llegó a nombrarlo Cónsul de Bitinia. También hay que comentar que la finalidad de designar cónsul a un caballo no se sabe si era por la gran estima que Calígula sentía hacia el animal o era una muestra de sarcasmo y desprecio hacia los servidores públicos. Además, Incitatus llegó a casarse con Penélope, una joven de la alta alcurnia romana.

    Lo que sí se sabe es que Calígula solía dormir con él un día antes de las competiciones, y en vísperas de tales eventos, el Emperador decretó silencio general en toda Roma para que Incitatus gozase de un buen descanso, bajo pena de muerte de no acatarlo.

    Es cierto que Incitatus era un buen caballo de carreras, ya que en toda su vida solo perdió una carrera y al suceder el acontecimiento, Calígula ordenó matar, asegurándose de que sufriera, al Auriga (esclavo que conducía la carreta).

     

     

    Imagen: antiekpubliek.blogspot.com

    Artículos
    Suscríbete al boletín