Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La participación de los caballos españoles en los concursos, según la ANCCE

    ArtículoHistoria - Razasviernes 17 mayo 2013
    Compartir:

    La Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles (ANCCE) decidió, como medida de ajuste a la crisis económica, y de forma unilateral, que, desde el 1 de enero de 2013 ningún caballo de Pura Raza Española inscrito en el registro de la raza debe participar en ningún algún certamen morfológico con vistas a clasificarse para el Campeonato de España de Sicab.

    Se elimina de esta forma cualquier filtro previo al certamen 'rey' del caballo PRE, el Salón Internacional que se celebra en Sevilla cada mes de noviembre. A esta cita acuden casi un millar de ejemplares procedentes de más de trescientas ganaderías de trece países del mundo. Es el evento más esperado por los especialistas ya que por los pasillos de Sicab circulan, durante cinco días, decenas de miles de visitantes y cuenta con un presupuesto que alcanza el millón ciento cincuenta mil euros. Eso sí, la cifra es la más modesta desde que desapareció la bonanza económica. 

    La decisión de ANCCE no ha sentado nada bien a los comités organizadores de las principales citas previas al Sicab y que se celebran a lo largo de toda la geografía española en los meses anteriores a la gran final de Sevilla. Jerez o Torre Pacheco (Murcia) están viendo cómo la participación ganadera se descalabra en sus respectivas ediciones de 2013.

    Jerez, con el concurso de belleza equina Equisur, con toda probabilidad el más antiguo de España, es uno de los primeros en sufrir los efectos de la nueva situación. El certamen gaditano tiene un coste organizativo de 60.000 euros, aproximadamente y una participación que roza el centenar de caballos de Pura Raza Española, procedentes de una veintena de ganaderías de Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura, Madrid y Valencia. Estas cifras han encogido considerablemente. En la edición de 2013 la organización ha registrado a unos doscientos ejemplares pero, de éstos, sólo ochenta participan en Pura Raza Española, mientras que el resto compite por las razas Árabes, Angloárabe e Hispanoárabe.

    El hilo de vida se mantiene gracias al prestigioso galardón Campeón de Campeones, el único reclamo que a día de hoy le queda a Jerez para atraer a los ganaderos de caballo español hasta su feria. El propio director de Ifeca, Aurelio Sánchez, prefería mostrarse prudente una vez clausurado el evento, hasta que "pueda hablar con el presidente de ANCCE", porque se puede correr el riesgo de que las ferias morfológicas "terminen por desaparecer".

    Muchos se preguntan por qué la ANCCE ha decidido imponer esa norma tan fulminante. Las hipótesis son variadas. Una de ellas podría ser que al provocar a crisis una caída de precios en el sector, las pequeñas y medianas ferias morfológicas carecen de sentido al resultar más costosas que los propios caballos. Por tanto, el planteamiento de un ganadero medio es el siguiente: si ANCCE ya no obliga a clasificar a los ejemplares para el Campeonato de España, la asistencia entonces en Sevilla será masiva y mucho más barata. Por su parte, ANCCE se asegura de esta manera, registrar un mayor número de inscripciones para su concurso estrella, el SICAB.

     

    Contenido relacionado:

    Concursos morfológicos y funcionales de Pura Raza Española

    Calendario de concursos y eventos de PRE

    La situación actual del caballo de Pura Raza Española


     

    Fuente e imagen: diariodejerez.es / Manuel Aranda

    Artículos
    Suscríbete al boletín