Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Las rayas de las cebras les sirve para alejar a los insectos

    ArtículoHistoria - Razasjueves 23 febrero 2012
    Compartir:

    Los biólogos han intentado durante décadas descubrir el motivo de la existencia de las rayas en las cebras. Y a lo largo de este tiempo se han barajado distintas posibilidades: que ayuda a confundir a los predadores; que les ayuda a regular la temperatura; que les sirve para reconocerse entre ellas… hasta el último descubrimiento: les sirve para evitar los ataques de insectos chupadores de sangre que habitan en selvas y sabanas.

    La idea ha surgido a raíz de una investigación llevada a cabo por un equipo de investigadores húngaros y suecos que han publicado su trabajo en el Journal of Experimental Biology.

    Sus investigaciones se iniciaron con caballos de capa negra y oscura, caballos blancos y caballos con pelaje de tono marrón. Los científicos fueron analizando la forma en que su piel reflejaba la luz, y pudieron comprobar que los caballos oscuros rebotaban la luz de tal forma que atraían la atención de moscas y tábanos. La luz no polarizada del pelaje blanco de los caballos viaja en todos los sentidos y distrae, por no decir que desorienta, a los insectos.

    En este punto de la investigación, el equipo se preguntó entonces qué pasaba en el caso de las cebras, puesto que combinaban ambos extremos de color de pelajes. Para ello, fabricaron figuras con silueta equina, las pintaron con distintos colores y las embadurnaron de pegamento.

    Procedieron a contabilizar el número de insectos que aparecían pegados en cada figura y dieron con resultados sorprendentes: la figura que más se asemejaba al de la cebra fue el que menos moscas e insectos atrapó. E incluso, en varias figuras las rayas variaban en amplitud, quedando de manifiesto que cuanto más estrechas eran las rayas, menos moscas encontraban.

    Se podría tratar de una ventaja o adaptación evolutiva pero aún queda el enigma de saber por qué los caballos y los burros no evolucionaron del mismo modo. Por este emotivo, no se considera una respuesta absoluta y se cree que si bien es un paso más en las investigaciones sobre el rayado de las cebras, aún se desconoce su origen concreto.

     

     

    Fuente: bbc.co.uk / G. Horvath

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín