Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los Hispano-Bretones pastan en Babia

    ArtículoHistoria - Razaslunes 06 febrero 2012
    Compartir:

    El puerto montañoso de Pinos es un territorio de unas 900 hectáreas, considerado como reserva de la biosfera en territorio leonés. Este enclave limita en el norte con Asturias y en estos prados pastan los caballos de raza hispano-leonesa, libres y ajenos a la discordia que les acompaña.

    El 20 de agosto de 1926 el Ayuntamiento de Mieres (Asturias) compró esos pastos, a la Fundación Sierra Pambley, mediante subasta pública, para que las vacas de la localidad pudieran alimentarse. Esos cinco montes están emplazados dentro de las fronteras de la provincia de León. Los lugareños de la comarca de Babia habían intentado, sin éxito, reunir las 415.00 pesetas que el alcalde asturiano pagó por las tierras.

    Actualmente, los ganaderos leoneses no cesan en sus pretensiones de recuperar esos 13 kilómetros al Ayuntamiento mierense, propietario de los pastos desde hace ya 84 años.

    Los caballos siguen galopando en Babia. Los pastizales del puerto de Pinos son sus favoritos. “Siempre se dijo que estos eran los mejores pastos de España, únicamente comparables con unos existentes en Suiza”, explica el criador Bernabé Quiñones.

    Como la tensión prosigue, y en estos años ha sido un tira-y-afloja continuo, en la actualidad el municipio asturiano ha exigido al Principado que anexione estas tierras y las fronteras se redefinan.

    Pastores locales y mierenses no son ajenos a esta tirantez. Desde la Asociación 'Montañas de Babia' se quejan de que, en verano, los ganaderos asturianos se instalan con 1.200 vacas y desplazan a los caballos hispano-bretones. Su presidente, y abogado de las cuatro juntas vecinales de la zona (San Emiliano, Pinos, Villarbusán y Candemuela), Carlos González, advierte que, desde Mieres están intentando una “colonización” del territorio.

    Y para poner la guinda a la historia, en el enclave de la discordia existe además un bar que, para más inri, se llama Casa de Mieres, algo así como una delegación de gobierno en territorio beligerante.

     

    Noticias relacionadas con este artículo que pueden ser de tu interés:

    La Asociación de Criadores de Hispano-Bretones denuncian a Pedro Madrigal

    La Junta de la Asociación Nacional de Hispano-Bretón impugna la candidatura de Pedro Madrigal

     

     

    Fuente: interviu.es

    Imagen: Asociacion Cuatro Valles (León) cuatrovalles.es

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín