Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    Rayo del Líder - El Caballo que Gaddafi regaló a España

    ArtículoHistoria - Razasdomingo 30 octubre 2011
    Compartir:

    Un caballo de pequeña alzada y una jaima de campaña que se dejaron olvidada en el jardín del Palacio de El Pardo. Eso es lo que queda de Gadafi en España.

    Al-Naher-Al-Jaled —«Rayo del Líder»— procede de un ilustre linaje equino. Estaba llamado a lucir palmito, pero su suerte cambió el día en que el presidente libio Muamar el Gadafi se lo regaló a José María Aznar en septiembre de 2003, durante la visita que el jefe del Ejecutivo español realizó a Trípoli. Era un día importante: la primera reunión de Gadafi con un líder occidental después de que la ONU levantara las sanciones al país.

    «Rayo del Líder», de raza árabe-berberisco, viajó a España con la delegación y pocos días después (el 7 de octubre) aterrizó en su nuevo hogar: el Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil con sede en Valdemoro. Allí quedó en depósito, porque ni La Moncloa ni Patrimonio del Estado tienen cuadras propias. Y allí continúa, en su box, ocho años después.

    «Rayo del Líder», de color rojo libio, es decir castaño, es noble pero muy pequeño; casi parece un poni. Tiene una alzada de solo 1,48 m, una altura muy por debajo de la del resto de caballos que utiliza el Escuadrón en sus tareas de seguridad, manifestaciones y las propias de orden público. «No es el equino más apropiado para esos servicios; casi provocaría risa, y a más de uno le arrastrarían los pies», ironizan quienes conocen al equino, que comparte cuadra y cuidadores con otros 150 caballos.

    Como no puede salir a la calle con el resto, los agentes lo utilizan para enseñar y adiestrar a los recién llegados al Escuadrón; es decir, como caballo de entrenamiento. Con diez años ya, su futuro también será diferente. Los otros equinos se venden en torno a los quince años; «Rayo» es propiedad nacional, así que morirá cuando le llegue su hora en un box oficial, seguramente rodeado de los guardias que lo han alimentado y cepillado desde que se hizo español.

     

     

    Extracto de artículo e imagen publicados en abc.es el 30 de octubre de 2011

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín