Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Consejos para viajar con caballo en remolque - Parte I

    Compartir:

    Problemas para la carga

    Los caballos cuentan con una memoria asombrosa, en especial cuando se trata de recordar acontecimientos que les han resultado dolorosos o desagradables. Por eso no es de extrañar que un caballo se niegue a realizar un viaje después de haber pasado por una de esas experiencias traumatizantes. Para evitar estas asociaciones negativas con los remolques (trailers, vans), se recomienda subir al animal de vez en cuando, realizando viajes cortos para después descargarlo y premiarle montándolo para dar un agradable paseo.

    Por otro lado, está el problema de la claustrofobia, que suele ser una de las principales dificultades para la carga y uno de los males que más caballos sufren. Puede darse en diferentes grados e incluso en algunos animales impide que puedan viajar correctamente; si no es muy pronunciada, la claustrofobia puede combatirse ofreciendo al caballo un lugar amplio para el transporte.
     

    La conducción

    Resulta fundamental conducir suavemente y tratar en todo momento de no realizar cambios bruscos de velocidad ni de trayectoria.

    En los viajes largos, es recomendable parar cada tres horas, realizando paradas de unos 15 a 20 minutos. Si no lo considera adecuado, no tiene por qué bajarlos del transporte, pero sí deberá parar totalmente el motor, puesto que esto relaja al animal, permitiéndole descansar. Si el viaje es de más de seis horas, sí deberemos bajarlos y hacer que caminen un poco.

     

    Consejos generales prácticos

    No conviene que el caballo realice esfuerzos el día antes de viajar. Procure que trabaje poco.

    -  No deje al animal preparado el día anterior, puesto que así sabrá lo que le espera y no descansará bien, lo cual achacará durante el viaje. Es preferible que el caballo no sepa que tiene que viajar.

    -  La comida anterior al viaje (la cena del día anterior o la comida de ese mismo día, si el viaje se realiza por la tarde), deberá ser la mitad de la habitual. Justo antes de partir se le dará una ración de heno o similar (no grano), para que tenga los intestinos llenos y, por supuesto, toda el agua que desee.

    -  Tenga en cuenta que al caballo no le gusta entrar en un hueco oscuro: procure iluminar el remolque.

    -  Si deben viajar dos caballos, primero haremos subir al más manso.

     

    Contenido relacionado:

    Tranquilizar un caballo al viajar en remolque

    Consejos a la hora de viajar con un remolque de caballos

    Consejos para viajar con remolque - Parte II

    Consejos para viajar con remolque - Parte III

    Cosas a tener en cuenta antes de salir con un van de caballos

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín