Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Tranquilizar Un Caballo al Viajar en Remolque o Camión

    ArtículoCómo - Remolques y transporteslunes 19 septiembre 2011
    Compartir:

    Ya sabemos que transportar caballos se trata, a menudo, de una tarea estresante. Tanto para el caballo como para nosotros mismos, que en ocasiones nos sentimos impotentes al no poder sosegar a nuestro animal y nos gustaría ver una mejor predisposición por parte del caballo para entrar en el remolque o camión y no verlo incómodo durante le viaje.

    Un aspecto importante a tener en cuenta previo a un viaje es estudiar es su dieta, pues lo más aconsejable es que el caballo se haya estado alimentando de forraje verde fresco y agua limpia, como mínimo, dos semanas antes del viaje.

    De otra parte, es fundamental enseñarle a nuestro caballo, desde muy joven, a subir al remolque, proceso que se recomienda hacer con toda la paciencia del caso, sin fustas, lazos ni golpes. Tampoco tienen cabida gritos ni azuzamientos, pues puede alterar su comportamiento y relacionarlo todo con una experiencia negativa.

    Si fueran varios caballos los que se van a transportar, es importante conocer qué tipo de animales vamos a juntar en el espacio del remolque o camión y cómo los vamos a distribuir. Por ejemplo, no se pueden ubicar machos sementales junto a hembras en celo, o potros muy pequeños con caballos más grandes. De hecho, los animales nerviosos deben tener un cuidado especial, y ante todo, los someteremos a una observación permanente para estar atentos a cualquier salto, molestia o caída dentro del camión.

    Si es necesario, podemos recurrir a tranquilizantes naturales como valeriana (unos 20 ml por vía oral), passiflora purpúrea (10 ml)  o la Hignatia CH (20 ml) y se le puede volver a administrar de nuevo cada 8 horas, en función de la duración del viaje. Si con esta medicina natural no observáramos ningún cambio jamás deberiamos aumentar las dosis citadas por nuestra cuenta. En este caso, si el animal se muestra realmente ansioso, nervioso e inestable, lo más aconsejable es consultar con el veterinario.

    No olvidemos que, una vez llegados a nuestro destino, el desembarque debe hacerse de uno en uno, y de la forma menos traumática.

    Seguiremos ofreciéndoles forraje verde fresco, a ser posible, y nos fijaremos en su comportamiento durante aproximadamente las dos semanas siguientes para observar cualquier anomalía en su comportamiento habitual.

     

    Contenido relacionado:

    Consejos a la hora de viajar con un remolque de caballos

    Consejos para viajar con remolque - Parte I

    Consejos para viajar con remolque - Parte II

    Consejos para viajar con remolque - Parte III

    Cosas a tener en cuenta antes de salir con un van de caballos

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín