Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Enfermedades Ecuestres : La Arteritis Equina

    ArtículoCómo - Saludjueves 20 enero 2011
    Compartir:

    ¿Qué es la Arteritis Viral Equina (AVE)?

    Es una enfermedad infecciosa que afecta primariamente el sistema respiratorio de los equinos y puede causar una variedad de signos clínicos. El nombre de la enfermedad se relaciona con las lesiones inflamatorias características producidas, por el virus causal, en los vasos sanguíneos más pequeños.

    ¿Qué animales se pueden infectar con la AVE?

    Los miembros de la familia Equidae (caballos, burros, cebras, etc.). Los principales afectados son los caballos.

    ¿Se puede infectar el ser humano?

    No, está infección no se transmite al ser humano.

    ¿Es esta una enfermedad nueva?

    No, ya se describe esta enfermedad en documentos europeos desde hace más de cien años. Sin embargo, el agente causal fue detectado por primera vez en Estados Unidos de en 1953, durante una epidemia de abortos. El virus fue denominado Virus de la Arteritis Equina (VAE).

    ¿Cuál es la distribución geográfica de la enfermedad?

    Se encuentra distribuida mundialmente. Estudios serológicos han demostrado la presencia de la infección en caballos de Norteamérica, Europa, Australasia, África, Centroamérica, Sudamérica y Asia.

    Existe una gran variación en la prevalencia de la infección entre países y dentro de las poblaciones equinas. Pese a la distribución global de la AVE y la alta prevalencia en ciertas razas de caballos los brotes de abortos confirmados son infrecuentes. Japón e Islandia se encuentran libres de la infección.

    ¿Cuál es el periodo de incubación de la enfermedad?

    El periodo que transcurre desde que un caballo es expuesto e infectado hasta que manifiesta los primeros signos clínicos varía entre 2 y 14 días. En el caso de la vía venérea los signos clínicos suelen hacerse evidentes a los 7 días.

    ¿Cuáles son los signos clínicos de la enfermedad?

    La mortalidad es muy baja, casi excepcional. Los signos clínicos son muy diversos variando desde la ausencia total hasta signos asociados con enfermedad severa. Es importante destacar que una alta proporción de caballos infectados con el VAE no muestran ningún signo clínico, es decir son asintomáticos. El cuadro clínico, cuando
    está presente, se caracteriza por fiebre durante 1-5 días, inflamación del tracto respiratorio superior y secreciones, debilidad, depresión, anorexia y edema en los miembros (en escroto y prepucio en caballos) y abortos en yeguas gestantes. Puede causar severos cuadros respiratorios y entéricos en neonatos y potrillos jóvenes.

    ¿Cómo se realiza el diagnóstico?

    Los signos clínicos de la AVE pueden confundirse con otras enfermedades, de ahí que el diagnóstico de presunción deba ser confirmado mediante pruebas de laboratorio. Actualmente, el diagnóstico de laboratorio se basa en el aislamiento viral, la detección de ácido nucleico viral y la serología.

    Para aislamiento, las muestras recomendadas son:

    • Caballos vivos: hisopados nasofaríngeos o conjuntivales, sangre con EDTA o citratada (no con heparina).
    • Semen: semen conteniendo la fracción rica en esperma
    • Abortos: placenta, líquidos fetales, pulmón, bazo y tejidos linfoides
    • Neonatos con cuadros neumónicos-entéricos: diferentes órganos y nódulos linfáticos asociados con el tracto respiratorio y digestivo.
    • Detección del ácido nucleico viral (RT-PCR): supernadante de cultivos celulares, semen conteniendo la fracción rica en esperma y muestras de órganos.
    • Serología: la virus neutralización continúa siendo la prueba de referencia.

    ¿Cómo se transmite la infección?

    La infección puede ser trasmitida por cinco vías:

    • Respiratoria, es la ruta primaria de transmisión durante la fase aguda de la infección.
    • Venérea, el virus es excretado a través del semen de los caballos portadores. El virus mantiene su infecciosidad tanto en el semen fresco como en el congelado
    • Otras excreciones como orina, heces, etc.
    • En el útero, el virus puede infectar al feto a través de la placenta. En caso de aborto, el feto abortado, la placenta y los fluidos acompañantes contienen altas concentraciones de virus.
    • Contaminación indirecta por fomites

    ¿En cuánto tiempo puede transmitir el virus un caballo infectado?

    Un equino infectado por cualquier vía es capaz de transmitir el virus durante un periodo aproximado de 14 días. Un caballo infectado tiene un comportamiento similar al descripto, pero además es capaz de trasmitir el virus por el semen. Una alta proporción de los caballos permanece como portador (elimina virus por semen sin mostrar signos clínicos) por el resto de su vida, otros dejan de ser portadores a tiempos variables y unos pocos no quedan como portadores.

    ¿Por qué un caballo semental queda como portador y una yegua no?

    Una vez infectado, un animal genera una rápida respuesta inmunitaria, principalmente anticuerpos neutralizantes, capaz de detener y eliminar la infección. Sin embargo, estos anticuerpos no son capaces de alcanzar los sitios en donde el virus se ubica en las glándulas sexuales secundarias del semental. Por tanto, la infección no es eliminada y el caballo puede convertirse en portador.

    ¿Un caballo puede infectarse más de una vez?

    No. Un animal infectado genera una inmunidad rápida, sólida y duradera que lo protege contra la infección durante el resto de su vida.

    ¿Cuáles son las consecuencias de la infección en una hembra preñada?

    El aborto ocurre mayormente en hembras con gestaciones entre 3 y 10 meses y es la consecuencia más grave de la infección (clínica o subclínica). La incidencia del aborto varía entre el 10% y el 70%. La fertilidad no parece quedar afectada por el aborto. La exposición de yeguas en la última etapa de la gestación puede no producir el aborto sino el nacimiento de un potrillo infectado congénitamente. Estos potros mueren a los pocos días de nacer como consecuencia de una neumonía intersticial.

    ¿Cuáles son las consecuencias de la infección en la fertilidad de un caballo?

    Una disminución temporal de la fertilidad, incluyendo reducción de la calidad del esperma y disminución de la líbido han sido asociadas con el aumento de la temperatura escrotal y el edema durante la fase aguda de la infección. Estos efectos pueden persistir hasta 4 meses tras la infección. Posteriormente, la calidad del semen se
    recupera y no está alterada en los caballos portadores.

    ¿Qué pasa si una yegua seronegativa es preñada con semen contaminado?

    La hembra puede concebir y gestar normalmente, pariendo después a un potro sano. Puede que no conciba en ese ciclo o que pierda la preñez como consecuencia de una muerte embrionaria temprana. En el próximo ciclo la hembra ya tendrá inmunidad, con  lo que el VAE no interferirá en una nueva preñez.

    ¿Cómo se comprueba que un caballo no está infectado y no elimina virus?

    Un animal infectado con el VEA resulta positivo a la prueba de virus neutralización a partir del día 7 post-infección, aproximadamente. Por tanto, un caballo seronegativo a dos pruebas de virus neutralización con un intervalo de 14-21 días entre pruebas garantiza que el caballo no estaba infectado hasta el día de la toma de la primera
    muestra. En caso de que un semental, no vacunado, sea seropositivo debe comprobarse si es eliminador de virus. Esto se puede hacer mediante:

    • Prueba biológica
    • Detección de ácido nucleico en semen
    • Aislamiento del virus a partir de muestras de semen

    La prueba biológica consiste en dar servicio a dos yeguas seronegativas con semen del caballo a evaluar. Dos muestras de suero tomadas el día del servicio y 28 días post-servicio deben resultar negativas a la prueba de virus neutralización.

    A partir de muestras de semen se puede detectar ácido nucleico viral mediante pruebas de RT-PCR o aislar el virus en cultivo celular. En algunos países los caballos reproductores son vacunados previa comprobación de su condición de seronegativos y certificada su condición de caballo vacunado no infectado.

    ¿Cuáles son los objetivos de los planes de control?

    Los planes de control tienen como principal objetivo prevenir o reducir la difusión del VAE en las poblaciones equinas de cría mediante la reducción de los riesgos de:

    • Aborto asociado con el VEA
    • Muerte de neonatos y potros jóvenes
    • Establecimiento de estado de portador en caballos reproductores

    La vacunación constituye una herramienta importante de los programas de control en varios países. Sin embargo, la ocurrencia solo esporádica de brotes en hipódromos, ferias, competencias deportivas, etc. hace cuestionable la vacunación sistemática y regular de todos los individuos de la población equina de un país o zona. La conveniencia de vacunar o no y a que grupos de equinos vacunar dependerá de la situación epidemiológica y las restricciones al comercio que su implementación pueda ocasionar.

    ¿Existen vacunas contra la AVE?

    Si. Actualmente existen dos vacunas, una producida con virus vivo modificado y otra con virus inactivado con adyuvantes. Estas vacunas han sido usadas en diferentes países demostrando su seguridad y eficacia.

    ¿Cuáles son los requisitos para el comercio internacional de caballos y semen con relación a la AVE?

    La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha establecido las recomendaciones para el comercio internacional de machos no castrados equinos, otros equinos que los machos no castrados y semen. No obstante estas recomendaciones existen grandes diferencias en los requisitos exigidos por diferentes países, siendo Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y los Estados Miembros de la Unión Europea menos exigentes que países de Centro América, Sudamérica y el Este de Asia.

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín