Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades

    Los Efectos de los Viajes en los Caballos

    ArtículoCómo - Saludjueves 23 febrero 2012
    Compartir:

    Los caballos son los únicos animales atletas que viajan casi tanto como los propios atletas humanos. Caballos de doma, de salto, de polo y de carreras son transportados para asistir a competiciones internacionales como sus mismos jinetes. Y sin embargo, en el caso de los equinos usados en polo y en las carreras, se han detectado variaciones en su rendimiento. Por algún motivo, el jet-lag les afecta de forma distinta.

    Los caballos de polo suelen ser transportados internacionalmente por medio mundo casi tan a menudo como los caballos de carreras. Sin embargo, a diferencia de éstos últimos, suelen permanecer durante semanas e incluso meses en un mismo lugar. Algunos de ellos ya se quedan permanentemente en su destino.

    Hay una curiosidad, y es que cuando los caballos de polo, al viajar, cambian de un hemisferio a otro, tardan una temporada en rendir bien en el juego, pero a posteriori, en la siguiente temporada, su estado físico es muy superior. Esto no ocurre con los caballos de carreras, que parece que todo el trajín de viajes y vuelos no parece afectarles en cuanto a rendimiento,

    Recientemente, una investigación de la Facultad de Ciencias Médicas y Veterinarias de la Universidad de Bristol publicada en el Journal of Neuroendocrinology (Revista de Neuroendocrinología) sobre los efectos de transportar a los caballos atravesando diferentes husos horarios puso de manifiesto algunos resultados sorprendentes.

    El Dr. Domingo Tortonese, veterinario argentino y seguidor de polo de toda la vida, residente en Gran Bretaña, lideró el estudio.

    En resumen, transportar a los caballos a través de varios husos horarios no parece tener efectos negativos en el rendimiento de los mismos. Sin embargo, el transportarlos pasando por el Ecuador, es decir, cambiando de hemisferio, sí produce esos efectos.

    Ocurre que muchos propietarios de caballos de polo consideran que es beneficioso para el propio caballo transportarlos por avión meses antes de jugar sus partidos, para que puedan aclimatarse. Las investigaciones han arrojado luz sobre el tema: el proceso de aclimatación al nuevo hemisferio es muy lento.

    La dependencia de la luz es el secreto del factor jet lag en los equinos. Los caballos de carreras son extremadamente sensibles a las variaciones de la luz del día y, a diferencia de los seres humanos, se pueden adaptar muy rápidamente a los cambios bruscos en el ciclo de 24 horas de luz-oscuridad, como los causados por los vuelos transmeridianos, con beneficios inesperados en su rendimiento físico. En definitiva, los caballos de carreras dependen de las señales de luz para sus ritmos diarios de actividad.

     

    Artículo relacionado:

    El viaje de los Caballos Olímpicos por el Eurotúnel

     

    Fuente e imagen: pololine.com/Auroa Eastwood

     

     


     

    Artículos
    Suscríbete al boletín