Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Síndrome de Cushing en las Yeguas

    ArtículoCómo - Saludviernes 15 junio 2012
    Compartir:

    Durante las cubriciones y montas de las yeguas, hay una serie de cuidados que hay que llevar a cabo con tal de evitar las infecciones. Debido a que suelen ser necesario varios intentos para llevar a cabo la gestación de la yegua, es muy importante mantener bajo control las posibles infecciones uterinas antes de la reproducción.

    Hay que tener en cuenta también que una yegua ya mayor tendrá muchas más dificultades para quedarse preñada que una joven debido, entre otros factores, a los efectos que tiene la enfermedad o síndrome de Cushing sobre el ciclo estral.

    El síndrome de Cushing es el resultado de la presencia de un tumor benigno en la glándula pituitaria de la yegua, que regula el sistema hormonal, en concreto la producción de cortisol. Son muchos los procesos regulados por esta y otras hormonas en el cuerpo del caballo, incluido el de la reproducción. Es por este motivo que esta dolencia puede afectar a la fertilidad, tanto de los sementales como de las yeguas.

    Entre sus síntomas habituales está el hecho de no mudar el pelo en primavera, cuyo pelaje se convierte en un manto cada vez más grueso y ondulado. Seguramente, observaremos que el caballo afectado por este síndrome beberá con frecuencia y orinará en exceso. Aparecerán también unos depósitos de grasa por encima de los ojos y, a veces, en otras partes del cuerpo. Este trastorno suele ir acompañado de otras afecciones, por lo que no deberemos extrañarnos de encontrar laminitis crónica o abscesos y  trastornos respiratorios. Los veterinarios utilizan diversos tipos de análisis de sangre para diagnosticar esta dolencia.

    El ciclo estral de una yegua dura cerca de unos 21 días, aunque sólo se mostrará receptiva a un semental durante unos cinco días del período. Este ciclo suele tener lugar, además, de marzo a octubre, cuando los días son más largos y pueden ser usadas como yeguas de cría bien entradas en su veintena, siempre que su salud lo permita.

    El síndrome apareceria como causante de cambios en el ciclo estral de una yegua, pasando a alargarse o acortarse e incluso cesar. Algunas yeguas pueden incluso volverse estériles a medida que la enfermedad avanza. Por otra parte, en yeguas con síndrome de Cushing ya preñadas puede darse una mayor incidencia de muerte embrionaria temprana.

    Como comentábamos, conforme una yegua va haciéndose mayor, es más difícil que pueda quedarse preñada; no obstante, es importante determinar si esta dificultad es el resultado del síndrome de Cushing o se debe a otros factores.

     

     

    Fuente: ehow.com

    Imagen: cuencarural.com

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín