Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Virus del Herpes Equino (VHE-1)

    ArtículoCómo - Saludmiércoles 29 junio 2011
    Compartir:

    Recientemente (mayo 2011) surgió un brote de la enfermedad de herpes equino Myeloencephalopathy (VHE-1)  en la zona de Estados Unidos y Mexico.

    Os presentamos a continuación la sintomatología e información al respecto.

    Una temperatura rectal de más de 38,8 grados habitualmente precede a otros síntomas clínicos. Por lo tanto, es aconsejable que los propietarios tomen la temperatura en cada caballo dos veces al día. Si la temperatura es superior a 38,8 de manera continua, hay que contactar con el veterinario inmediatamente. Éste tomará muestras nasales u de sangre para una analítica y de esta manera se podrá detectar el virus y proceder al aislamiento del caballo.

    El organismo MAT-1 se propaga rápidamente de caballo a caballo y al dañar el sistema neurológico es como el virus puede llegar a una causar morbilidad y mortalidad. El período de incubación del VHE-1 es generalmente de entre 2-10 días. En caballos infectados con la cepa neurológica de VHE-1, los síntomas clínicos pueden incluir: secreción nasal, falta de coordinación, debilidad extrema en las partes traseras, postración, letargo, orina por goteo. El pronóstico depende de la gravedad de los síntomas y el período de postración.

    En la actualidad, no hay tratamiento específico para el VHE-1.

    El tratamiento generalizado puede incluir líquidos intravenosos, medicamentos anti-inflamatorios y otros de soporte. Lamentablemente, no existe una vacuna equina por falta de demanda para la protección contra la cepa del virus.

    La transmisión y propagación del virus puede ser por medio de equipo contaminado, por contacto directo y por alimentación. Sin embargo, son los caballos con signos clínicos graves de VHE-1, cuya carga viral en sangre  y en secreciones nasales se da en mayor cantidad, los que presentan el mayor peligro para la propagación de la enfermedad.  En tal caso se debe separar y aislar de inmediato a los casos identificados así como aplicar las medidas de bioseguridad adecuadas con tal de controlar la enfermedad.

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín