Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Cursos de verano en la Real Escuela del Arte Ecuestre

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosviernes 20 julio 2012
    Compartir:

    La Real Escuela del Arte Ecuestre (REAAE) organiza durante los meses de verano cursos para alumnos llegados de todas partes del mundo dispuestos a recibir prestigiosas clases de doma clásica.

    El curso, de unas dos semanas de duración, está dirigido a jinetes y amantes de los caballos, tanto profesionales como aficionados, procedentes de países como Estados Unidos, Dinamarca, El Salvador, Costa Rica, Chile y la propia España.

    Como ejemplo, una de las alumnas, María O´Brien, procedente de California y encantada de pasar unos días en Jerez, disfrutando de los caballos españoles: "La pasión por los caballos me trajo hasta Jerez, es la cuna del mundo ecuestre". O’Brien se dedica a la comercialización de caballos, y, por supuesto, monta en sus ratos libres. "Venir a estos cursos me permite estar cerca de caballos de pura raza española, ejemplares exclusivos en el mundo", comenta, orgullosa. 

    En la formación, se combinan clases teóricas con clases prácticas y el estudio en las diferentes disciplinas, como vestuario y equipo, piruetas, alta competición o enganches, entre otras. Eso, por las mañanas, ya que las tardes están dedicadas a las visitas culturales así como actividades y eventos relacionados con la equitación.

    La propia Maria resalta la gran profesionalidad de los profesores, que imparten clases individuales y el excelente servicio de la Escuela. Asimismo, la estadounidense ha podido notar que la crisis está afectando al sector equino: "En España se nota un gran parón en el negocio de la equitación, la crisis no ha sido indiferente. En California la situación es algo mejor y sobre todo hay una demanda creciente de los caballos de pura raza española". 

    José María Sánchez, jinete y profesor de la Escuela, comparte el mismo punto de vista. "El mundo del caballo está muy parado, pero quien siente pasión por el caballo siempre continúa hacia delante". Y cuando se repregunta acerca de la multiculturalidad de sus alumnos, Sánchez afirma que "ellos comparten sus experiencias desde los diferentes rincones del mundo que vienen y para nosotros también es muy gratificante". 

    En los últimos cursos, la tendencia en el ámbito de la tecnificación de la equitación es que acostumbra a haber más amazonas que jinetes, pero en el mundo visible de la hípica, aún es mayoritaria la presencia de hombres. Precisamente en esta edición, de los once alumnos, sólo dos son chicos. 

    Los cursos se enmarcan dentro de los objetivos de la Real Escuela Ecuestre para ampliar la formación en la disciplina ecuestre. Además de los espectáculos y galas que ofrecen con el caballo andaluz como protagonista, dentro de sus acciones, está la de ofrecer la oportunidad a jóvenes promesas del mundo ecuestre. 

    En el panorama español, todo lo que relacionado con el mundo del caballo apenas avanza, pero el continente americano está viviendo un fuerte interés y crecimiento. En este contexto, es importante desde la Escuela Ecuestre que exista un aumento en la demanda de cursos de formación, ya que les permite expandirse más allá del espectáculo y la venta de caballos. Así, se buscan nuevas líneas de negocio, que potencien el carácter emprendedor y abierto que tiene la institución.

     

    Contenido relacionado:

    Vídeo - Fundación Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre

     

    Artículo e imagenpublicados originallmente en diariodejerez.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín