Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Club Hípico Irache renace en Navarra

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosviernes 09 diciembre 2011
    Compartir:

    La afición hípica está comenzando a hacer "cantera" en Tierra Estella. Este es el objetivo de la nueva escuela creada en el seno de las instalaciones de Ayegui, que llevaban en funcionamiento más de una década, aunque con otro concepto, más orientado al pupilaje. Hoy su radio de acción se ha ampliado con la creación del club deportivo Irache, una escuela dirigida a promocionar la hípica como deporte de base y a comenzar a preparar a los pequeños jinetes para competir en las ligas navarras de las disciplinas de doma y salto, un paso previo antes de llegar a la competición nacional. Aunque para todo eso quedan algunos trancos por recorrer...

    Un arranque reciente

    El artífice de esta transformación ha sido el profesor de hípica Reynaldo Suero de Jesús, pamplonés de Villava con raíces dominicanas que a sus 28 años llegó a la hípica de Irache hace ocho meses para dar clases. En poco tiempo se ha constituido una escuela con un amplio espectro de edad, entre los 4 y más de 50 años, aunque predominan, lógicamente, los jinetes de edades más tempranas. Suero de Jesús quiere que vayan poniendo sus miras en la competición. "Aunque aprender a montar para dar un paseo o disfrutar de la naturaleza es bonito, entrar en una competición motiva mucho, sobre todo a determinadas edades, y es el impulso que se necesita para perfeccionarse y mejorar. Otra de las ventajas es que las ligas hípicas no son tan exigentes y tienen un calendario de ocho o diez fines de semana al año, no como en otros deportes de base, en que hay partido todas las semanas". Reynaldo Suero de Jesús lo dice con conocimiento de causa, puesto que ha sido jugador de balonmano en Primera Nacional con los equipos Beti Onak, Portland, Balonmano Tudela o Ardoi hasta hace tres años.

    Pero durante toda su vida también ha cultivado la afición a la hípica. Comenzó a los 16 años en Pamplona con Joaquín Legarre y siguió con Pablo Hermoso de Mendoza y Juan Manuel Muñoz, uno de los mejores jinetes españoles. También tiene el título de técnico de nivel 1 de monitor de equitación y una FP de grado medio para la realización de actividades físicas en el medio natural.

    De momento ha comenzado a introducir en Irache la disciplina de la doma, la base de la equitación deportiva, que es imprescindible para otras modalidades como el salto. "Aunque es más difícil para los padres apreciar cómo progresa un alumno en doma, es el sustrato esencial para avanzar en otros campos como el salto, que es más agradecido para concursar", expone.

    El entrenamiento se realizará a partir de ahora en una nueva pista de doma que se ha construido en el exterior de las instalaciones, situadas en las inmediaciones del cámping Iratxe, con entrada en el desvío hacia el complejo deportivo Ardantze. La puesta de largo de esta nueva época se realizará el sábado próximo, con ocasión de un "clinic" que va a impartir el quinto mejor jinete del mundo, Juan Manuel Muñoz, según la clasificación lograda en los Juegos Ecuestres Mundiales de Kentucky 2010 con el caballo Fuego XII.

    Una clase de altura

    Seis jinetes amateur aunque experimentados participarán en esta clase magistral que se impartirá de 9 a 15 horas. A mitad de mañana, a las 12 está prevista una interrupción para la inauguración de las instalaciones, en la que participará también todos los miembros de la escuela y algunos jinetes invitados como Pablo Hermoso de Mendoza y Teresa Jauquicoa y otros nombres del deporte, como el portero de Osasuna, Ricardo.

    Con su registro como club deportivo, la iniciativa emprendida hace algo más de una década por Jesús Mari de Carlos Massa toma un nuevo rumbo. Son pocas las instalaciones que en Navarra tienen consideración de club y entre ellas están Añézcar, Zolina, Tafalla, Falces y Arizkun. En la merindad de Estella también existe otra hípica en Acedo. Este nuevo paso coincide también con un momento en que el propietario de las instalaciones, De Carlos, ha comenzado a dedicarse de lleno a esta actividad. "Durante muchos años he tenido un grupo muy estable que sigue formado parte de la hípica, pero es necesario extender la afición y crear cantera para que haya futuro", justifica el promotor.

    En menos de nueve meses, la escuela hípica se ha consolidado y ahora aglutina alumnos de todas las edades.

     

     

    Artículo e imagen publicados originalmente en diariodenavarra.es el 08/12/2011. Imagen: R.A.

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín