Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Juan Antonio Merlos - Presidente del Club Hípico de Córdoba

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosviernes 27 enero 2012
    Compartir:

    Juan Antonio Merlos, de 48 años, es en la actualidad Presidente del Club Hípico de Córdoba aunque su preofesión es fiscal de la Audiencia Provincial de Córdoba. La hípica y el mundo de los caballos componen su gran pasión desde que era pequeño.

     

    Usted preside un club con gran presencia en la ciudad.

    La verdad es que como club hípico es el más antiguo de la ciudad, uno de los más importantes y de más peso en Andalucía. Nació en la facultad de Veterinaria, trasladándose unos terrenos al lado del Zoológico, y después a su actual ubicación. Es el único en Córdoba que celebra eventos y campeonatos de todas las disciplinas ecuestres y el que ha recibido a los jinetes más prestigiosos. Entre ellos, la infanta Elena, que ha participado en diversas pruebas y que el año pasado tuvimos el honor que nos honrase con su presencia.

    ¿Qué disciplinas ecuestre fomenta el Hípico?

    No solamente el salto, que es muy importante, también fomentamos la doma clásica, en la que contamos con jinetes de importante palmarés como José Alejandro Alcaide y Rafael López Aguilar. En salto, con Rafael Gutiérrez de Ravé. En raid, con Irene Gómez. Y el campeón de Andalucía de reining, Francisco López Maeso.

    ¿Necesita un gran equipo para organizar tantos eventos?

    Contamos con un equipo de personas que trabaja decididamente por hacer las cosas bien y con muchísima calidad, con gran profesionalidad, que, con su junta directiva y gerente al frente, intenta que todos aquellos que vienen a conocernos se encuentren como en su casa y se lleven una buena imagen del club y de Córdoba.

    El Hípico es un club privado.

    Sí, pero sin ánimo de lucro. Es un club social que fomenta las distintas disciplinas hípicas. Los ingresos se destinan a invertir en actividades y campeonatos, todos ellos abiertos a la ciudad.

    Ustedes le prestan gran atención a la educación de base.

    Entendemos que la base de la equitación está en la Escuela Hípica. Hemos apostado por los más jóvenes porque de ellos es el futuro. En el Hípico se pueden tomar clases de equitación sin necesidad de ser socio. Disponemos de un plantel de profesores, todos titulados como técnicos deportivos. Además de especialistas en otras disciplinas, como doma clásica, doma vaquera y salto.

    Además, poseen una vertiente educativa.

    Hemos celebrados cursos de técnicos deportivos nivel I, de jueces de pista, charlas y coloquios, clinics, pero me gusta hacer especial referencia a los cursos de equinoterapia para alumnos con discapacidades físicas y psíquicas procedentes de distintas asociaciones de Córdoba.

    ¿Aumentan o disminuyen la solicitud de servicios?

    Como todos los clubs, hemos pasado tiempos difíciles, pero gracias a la labor de todos sus socios, el club se ha consolidado. Hoy tenemos una ocupación del 98% de las instalaciones, lo que significa que damos un servicio de calidad y profesional.

    ¿Cuáles son sus objetivos?

    Hacer las cosas despacio pero bien y realizar todas las actividades que pueden dar a conocer mejor este mundo maravilloso del caballo. Lo interesante es que personas de distintas edades, profesiones o ideologías, a través de un nexo en común como el caballo, desemboquen en una misma afición, en la que todos tienen cabida.

    ¿Y sus relaciones con Córdoba Ecuestre?

    Como presidente estoy muy orgulloso de la labor que el Club Hípico está realizando con Córdoba Ecuestre, donde ostentamos una de las vicepresidencias. Desde el club entendemos que es necesario un total apoyo a Córdoba Ecuestre y, por consiguiente, a la puesta en marcha del Centro Internacional del Caballo. Apoyando este tipo de ideas se apoya a Córdoba, a la hostelería, al turismo, contribuyendo a generar puestos de trabajo, tan necesarios en época de crisis para la ciudad. Hay que huir del cliché elitista del mundo del caballo, pues detrás hay muchos puestos de trabajo como veterinario, guarnicioneros, jinetes, mozos, hosteleros, etcétera.

    ¿Tiene futuro Córdoba en el mundo del caballo?

    Córdoba tiene todo lo necesario para triunfar, pero haría falta que los propios cordobeses crean en la capacidad y profesionalidad de las personas que están en este mundo. He sido testigo de excepción en la Escuela Española de Equitación de Viena cómo nuestros jinetes cordobeses triunfaban con una rotundidad absoluta en uno de los templos sagrados del mundo ecuestre y, sin embargo, ese reconocimiento exterior no se termina de ver aquí, pues hay cierta reticencia a valorar cuánto de bueno atesoramos.

    Usted siempre ha hablado de la importancia del compromiso de los ciudadanos.

    Todo lo anterior significa que a veces los cordobeses deberíamos preguntarnos qué podemos hacer por nuestra ciudad y no entrar en discusiones estériles que provocan que las cosas no avancen y se paralicen iniciativas que podrían ser muy interesantes para la ciudad. Me parece inconcebible que Caballerizas Reales haya estado cerrada durante tantos años, siendo la primera cuadra de Europa, donde surgió el caballo español, y no haberle dado durante estos años la utilidad para la que se erigió.

     

     

    Entrevista originalmente publicada por Antonio T. Pineda en diariocordoba.com el 26/01/2012

    Imagen: Sánchez Moreno

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín