Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Lola Enríquez Salmerón - Yeguada Gran Ducado de Maracena

    ArtículoCómo - Trabajar con caballoslunes 05 agosto 2013
    Compartir:

    Lola Enríquez Salmerón y su marido José Gómez García están al frente de la ganadería ‘La Yeguada Gran Ducado’ de Maracena, centrados en la cría de caballos de Pura Raza Española para su posterior venta en competiciones hípicas.

    ¿Cuántos años lleva dedicándose como ganadera de caballos de pura raza española?
    Comencé en el año 1986, así que llevo 27 años. Mi marido y yo compartíamos la misma afición y, cuando pudimos y tuvimos la oportunidad, adquirimos el primer caballo de nuestra vida.

    ¿La afición al caballo le viene de familia?
    Sí. Mi padre era el capataz en el cortijo Aljarafe y, en aquella época, todo el recorrido del cortijo se hacía a caballo. Siempre he estado rodeada de ellos y me encanta. De hecho, cuando mi madre comenzó a montar a caballo estaba embarazada de mí. 

    ¿Qué finalidad tiene usted al criar caballos de Pura Raza Española?
    Fundamentalmente la exhibición y difusión de la raza en la alta competición hípica deportiva internacional. Pienso que podemos aportar mucho en la selección de nuestra raza autóctona y todo lo que no se exhibe y difunde es un gran desconocido.

    ¿En qué consiste su labor?
    Por unas razones y otras le dedico las 24 horas del día. Alimentarlos, asearlos, destetar los potros, herrarlos, legalizar la documentación, darlos de alta en la Junta de Andalucía, en el registro de la raza…Nosotros le implantamos al caballo la doma base y les enseñamos a que lleven una montura y a una persona. Mediante unas ayudas y una embocadura se le enseña al caballo a que obedezca sin ningún tipo de violencia, al contrario, con muchas horas y paciencia el caballo acepta tus órdenes.

    ¿Podría decir que al caballo se le convierte en un animal sumiso?
    Sí. Pero no hay que olvidar que no es lo mismo la sumisión que el sometimiento. Mientras que con la sumisión consigues que el caballo obedezca de buenas ganas lo que pides, el sometimiento es castigarlo en exceso para que te obedezca. Eso es un error, porque el caballo es un gran memorizador y si le haces pasar un mal rato cada vez que escuche tu voz va a estar temeroso y no se va a concentrar en el trabajo esperando que lo castigues. Es una pena, pero esa violencia se sigue utilizando.

    ¿En qué se diferencia el Pura Raza Español de un alemán?
    El caballo de Pura Raza Española (PRE), el ‘andalusian horse’, tiene unas características muy particulares como la cabeza, el cuello, el tronco, la grupa, los movimientos y el temperamento. Por tanto se diferencia de un caballo alemán en la morfología y comportamiento, es que son completamente distintos. Igual que los españoles tenemos unos rasgos concretos que nos diferencian de otros seres humanos, como las costumbres, igual pasa con los caballos.

    El caballo Lipizzano, ¿tiene orígenes españoles?
    El caballo Lipizzano es austríaco y son una sub raza del Pura Raza Español. Los austriacos adquirieron yeguas y sementales de España para su reproducción.

    Por tanto, ¿los extranjeros prefieren al PRE antes que los propios?
    Sí, y a los alemanes les está costando mucho entenderlo. Cada uno defiende su raza, pero el español además de ser un gran memorizador es un animal muy inteligente y aprende muy rápido. Mientras que a un alemán le cuesta hacer una pirueta tres meses, si dejas de preguntarle un día por ella, al siguiente la ha olvidado. Eso con el español no pasa, lo aprende en una semana y si dejas de preguntarle, cuando lo montas se acuerda y te responde.

    ¿Puede influir en el tipo de educación y de doma que le dais?
    No, porque es la misma aquí que allí. El PRE es un caballo noble, elástico, bello, dócil, y de gran corazón, hasta el punto de que da la vida por ti. Sin embargo, el alemán es capaz de matarte de un salto.

    Imagino que costará mucho el mantenimiento del PRE.
    Nosotros lo que realmente conservamos es la genética del caballo y sí que nos cuesta mucho sacrificio. Ningún organismo público da ayudas cuando conservamos un patrimonio genético para España y la humanidad, para que la raza no se pierda. Entendemos que es una de las razas más importantes que hay a nivel mundial, y así es como nos lo hacen ver cuando vienen los extranjeros a por ellos.

    Ahora mismo, ¿cuántos caballos tiene?
    Ahora hay pocos, 18 aproximadamente, aunque hemos tenido muchísimos más. Desgraciadamente la crisis también ha afectado al sector y por ello hemos preferido mantenernos pero con menos cabezas.

    ¿Cómo consigue a los compradores?
    Hoy día internet es una plataforma fantástica, pero independientemente de eso, nosotros pertenecemos a la Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles que tiene sede en Sevilla. A través de esa asociación se difunden imágenes de todas las ganaderías españolas a nivel internacional para darlas a conocer, lo que ha hecho que venga gente de Bulgaria, Hungría, Alemania, Costa Rica…

    Imagino entonces que, por la crisis, las ventas habrán descendido.
    El negocio es catastrófico en España y por eso es más beneficioso exportarlos al exterior. Pero los extranjeros no son ajenos a la situación de España y, cuando vienen, se aprovechan de nosotros porque hemos rebajado los precios y necesitamos dinero para mantener al resto de caballos. Y si no te lo rebajan ellos y te dicen que eso es lo que hay. Pero bueno, ya vendrán tiempos mejores.

    Aproximadamente, ¿cuál es el precio de un Pura Raza Español?
    Depende. El más costoso es el semental; los extranjeros no nos compran para reproducir, sino para competir en doma. Pero el precio depende de la edad, del grado de doma que tenga, si es macho o hembra, si tiene premios, si ha competido…

    ¿Cuál cree que es la situación actual del caballo?
    El caballo cada vez da mejores resultados, pero en los últimos años, entre todos, hemos hecho del caballo un auténtico inútil. La gente solo ha visto lo bello y dócil que es, de manera que se han preocupado más por lo vistoso que sea y luego darle un palizón en la feria del Corpus. Eso es un error. El caballo hay que vincularlo a que desarrolle alguna disciplina hípica deportiva: salto, doma clásica, doma vaquera, enganches… A él le gusta que lo entrenes a diario, que lo saques al campo a pasear, que se le dé una alimentación adecuada, que lo asees, que lo peines y que, de vez en cuando, le acaricies.

    ¿Cuál es la diferencia entre un criador y un tratante?
    El tratante vive del caballo comprando y volviendo a vender, nosotros no. Los criadores vivimos para alimentar al caballo. El lucro no lo tenemos en cuenta.

    Cuéntenos sobre su ganaderia.
    Mi ganadería ‘La Yeguada Gran Ducado’ está considerada como una de las mejores de España y, en Maracena, no lo saben. A la hora de criar elegimos sementales que tengan una cierta relevancia dentro del mundo del deporte, porque la genética se hereda, para obtener mejores resultados. Por ejemplo nosotros hemos tenido genética de cuatro caballos que han sido campeones de España.

    Criar para luego vender. ¿Cómo es desprenderse de ellos?
    Evidentemente se sufre, pero luego da mucha alegría y satisfacción conocer su paradero, y más si les han dado premios. De hecho hay una amazona muy importante de Viena, que tiene uno de mis caballos en Alemania. Pues bien, mi caballo ha dado unos resultados fantásticos internacionalmente y esta señora tiene de todas las razas, sin embargo dice que se siente una reina cada vez que monta al mío. Entonces da orgullo de madre, el decir ¡ese es mío lo he criado yo!

    ¿Alguna vez os han devuelto algún caballo?
    Jamás me han devuelto un caballo o una yegua porque haya tenido algún defecto no aparente que se haya desarrollado después y jamás me han puesto alguna reclamación. Además, eso es mala publicidad para la ganadería. Puedes tener 300 caballos buenos, pero como tengas solo uno malo ese te hunde la ganadería.

    ¿Entonces que hacen con los que tienen algún problema?
    Si el caballo tiene un defecto se lo comunicamos al cliente y si lo quiere le costará menos pero es consciente del problema que tiene. Otra opción es regalarlos. De hecho, los caballos sirven como terapia para personas discapacitadas, la llamada hipoterapia. Son caballos que no sirven para la competición, pero desarrollan una labor importantísima y ayudan a personas que lo necesitan.

    ¿Alguna vez un discapacitado ha montado a un caballo suyo?
    Sí. En una concentración de jinetes paralímpicos cedimos un semental de nuestra ganadería y se lo adjudicaron a una invidente alemana. Yo me preocupe demasiado aunque para mi sorpresa gano y ese premio no tiene precio, porque mi caballo fue los ojos de esa señora.

    ¿A qué personalidades les habéis vendido algún PRE?
    Al presidente de Jazztel, Leopoldo Fernández Pujals, distintos presidente de los bancos de Venezuela, a una jinete olímpica alemana, también se han vendido sementales para Jerez para el Rocío de la Cámara y Benito Sierra Fraga… Hay caballos en Alemania, Francia, Polonia, Costa Rica… Los extranjeros vienen a visitarnos muy bien preparados con un veterinario, lo examinan, lo prueban y si les gusta se lo llevan.

    ¿Y han regalado alguno?
    Sí. Cuando se casó la Duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo, con Francisco Rivera Ordoñez, fui a la boda y vimos conveniente regalarle un Pura Raza Español de nuestra ganadería.

    ¿Actualmente cuál es su papel dentro del mundo del PRE?
    Presido la Asociación Granadina de Criadores de Caballos de Pura Raza Española (AGRACAB) y, desde ahí, intentamos promover al caballo, organizar concursos de doma, campeonatos morfológicos, organizar charlas… También soy Presidenta del Jurado del Certamen de Rejoneo de Atarfe que se televisa anualmente por Canal Sur, donde llevamos ya siete años. La función del jurado es premiar a los rejoneadores que, con sus caballos, manifiestan una total seguridad en la montura y, por tanto penalizamos el castigo y el sometimiento. Mi marido, José Gómez García, ha formado parte durante nueve años la Comisión de Valoración del Pura Raza Español, es decir, el aprobaba o suspendía a los caballos como reproductores.

    ¿Le invitaran entonces a eventos importantes?
    Me invitan a todos los eventos hípicos, campeonatos importantes de España y de Andalucía. Hasta me sientan en una tribuna de honor en el Salón Internacional del Caballo de Pura Raza Española (SICAB) junto a políticos y famosos de Sevilla.

    ¿Ha organizado, por tanto, algún que otro certamen? 
    Si, como por ejemplo la Feria del Caballo de Armilla (Concab). En sus inicios fui la creadora y promotora de ese certamen durante ocho años, pero los políticos me fueron desplazando y acabe retirándome en 2008. Lamentablemente esa feria va al fracaso y a la desaparición, porque los ganaderos quieren que lo organicen ganaderos conocidos, no políticos que no entienden del tema,  y, por tanto, ponen en peligro a los animales.

    ¿Cuántos premios calcula que tienen?
    Más de cien, seguro. La delegación de agricultura de la Junta de Andalucía reconoció la labor que he hecho durante tantos años por el caballo en general y me concedieron la bandera de Andalucía, un reconocimiento muy importante para mí. Nunca he pedido dinero, pero que mínimo que si me dedico a promover una raza, de la que se benefician todos menos yo, los políticos reconozcan la labor que realizas. En la época de Jesús Gil, estuvimos en Marbella haciendo concursos de enganches y me dieron placas y el reconocimiento público. Pero tengo más cartas de los ayuntamientos de Córdoba, Écija, Sevilla… También me han dado un reconocimiento junto con Álvaro Domecq, Ángel Peralta, Carmen Martínez Bordiú y Bo Derek, a todos nos dieron el mismo galardón. Tenemos premios de Galerías Preciados, de la Real Maestranza de Caballera de Ronda… y muchísimas escarapelas. Sin embargo en Maracena ni en Granada me han reconocido nada y mira que tengo la sede de la Asociación aquí, pero no hay ningún interés por parte de los políticos.

    ¿Por qué una persona que ha hecho tanto por el PRE no es recocida en su ciudad?
    No sé, tal vez no interese o no me conocen. Tampoco me gusta alardear de nada. Nunca he dicho que soy amiga de la Duquesa de Alba y si ella es quien es, porque es una grande de España, humana, solidaria, simpática… yo que no soy nadie porqué tengo que ser de otra forma.

    ¿Usted cree que tener caballo es símbolo de estatus?
    No, para nada. Tenemos ese San Benito injustamente, a no ser que venga de los antepasados. Somos personas trabajadoras. En Alemania habrá seis millones de federados (campeones del mundo en doma, salto…) y serán todos ricos, pero en España habrá más de 90.000 federados de los que muchos serán ricos, pero normalmente son aficionados al caballo y trabajadores.

    ¿Cuál va a ser el próximo evento que organice? 
    En el mes de Septiembre, del 12 al 15, se celebra la IV Edición de del Campeonato Nacional de Caballos de Pura Raza Española Montes Orientales Guadahortuna, que incluye el Campeonato Morfológico, para seleccionar la raza, además de la parte del concurso que conlleva la doma clásica, vaquera y alta escuela. En esta ocasión se la vamos a dedicar a un ganadero que tiene un caballo nuestro en el equipo olímpico español, Miguel Ángel de Cárdenas Osuna. La participación tendrá un carácter gratuito para todos los participantes y por las noches se va a representar el caballo en espectáculo. Otra cosa no, pero cada evento que organizo me gusta que a la vez de divertido sea didáctico. De hecho, el año pasado le dimos a un muchacho llamado Darío el premio al Mejor Mayoral Presentador junto con su diploma, lo que le ha servido como currículum y ahora está en la Escuela Ecuestre de Jerez.

    Algo que quiera decir.
    Me encantaría organizar en Maracena un evento hípico importante, porque da mucha vida a la ciudad y atrae a mucha gente, pero parece que no interesa. Aunque en las fiestas luego hagan un evento de ‘poca monta’ y obsoleto como son las carreras de cintas, creo que habría que hacer un evento fuerte como se merece la ciudad de Maracena, pero la ignorancia es muy atrevida y el que no entiende del tema es como el que no ve.  
    Aprovecho para decirle a todas las personas que les interese este mundo y quieran formarse en Granada o incluso irse al extranjero, que me busque que les ayudaré a ponerlos en el camino.

     

     

    Entrevista e imagen originalmente publicados en maracena.ideal.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín