Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Plan de Negocio de Centro Ecuestre - 3. Clientes y Competencia

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosmartes 24 enero 2012
    Compartir:

    Clientes

    Si bien en el pasado no era así, actualmente el caballo está ligado a actividades de ocio y deporte. Entre las de ocio destaca la potenciación que se está realizando en los últimos años en cuanto a actividades de turismo ecuestre y las administraciones públicas está contemplando el fomento de esta actividad como manera de propiciar el crecimiento económico.

    Por lo tanto nuestra clientela potencial se basará en dos grandes grupos: los que se dedican a la hípica como deporte y los que hacen un uso esporádico y en ocasiones puntual de la práctica de la equitación.

    Entre estos últimos, aunque a priori puedan parecer los menos interesados en frecuentar nuestro centro ecuestre, encontramos, sin embargo, una gran y diversa gama de clientes:

    Grupos: escolares, asociaciones, empresas

    Administraciones Públicas: este aspecto es más costoso pues no sólo las condiciones de pago son a varios meses sino que hay que presentarse a concursos oficiales en caso de la organización de eventos de ocio.

    Hospitales y Fundaciones: para sesiones de equinoterapia

    Particulares: los que poseen caballo y recurren a nuestro centro ecuestre para estabularlo (pupilaje) o los que pueden requerir clases de equitación.

     

    Competencia

    A la hora de estudiar la competencia en nuestro sector, deberemos diferenciar los distintos competidores con los que contamos:

    El Club Hípico: No suelen estar administradas por particulares sino por empresas o sociedades que se dedican a estas tareas de forma especializada

    Centros Ecuestres o Escuelas de Equitación Municipales: en algunas localidades el propio Ayuntamiento cuenta con sus propias instalaciones lúdico-deportivas. Sin embargo, no en todos los casos es así, ya que en ocasiones las administraciones subcontratan a centros ecuestres las actividades que tienen programadas. En este caso, pasarían de ser competencia a nuestros clientes.

    Fincas que cuentan con caballos: sin ser profesionales, existen particulares que disponen de caballos (suelen dedicarse a la cría) y en ocasiones los servicios que ofrecen pueden ‘pisar’ el nuestro.

     

    Plan de Negocio Ecuestre:

    1. Introducción

    2. Servicio y Producto

    3. Clientes y Competencia

    4. Localización y Organización

    5. Inversión I

    6. Inversión II

    7. Fuentes de Financiación

    8. Publicidad e Ingresos

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín