Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Raquel Resines - Liderazgo y Equilibrio

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosdomingo 03 agosto 2014
    Compartir:

    Tras terminar la carrera y trabajar ayudando a personas en momentos de crisis y dificultades tanto en el ámbito social como en el clínico, hace cuatro años Raquel Resines comenzó una nueva etapa de formación a través del coaching y la psicoterapia asistida con caballos. Dejó su trabajo y fundó “Liderazgo y equilibrio” (www.liderazgoyequilibrio.com/), un mundo donde interacciona la persona y el caballo y es que, como ella misma afirma, "los caballos nos enseñan que la libertad es saber quién eres realmente”.


    ¿Es el coaching una forma o no de psicoterapia? ¿Cuál es la diferencia?

    El coaching y psicoterapia asistida con caballos técnicamente es promover la interacción entre los clientes y los caballos, para reflejar metafóricamente situaciones de la vida real del cliente.

    El coaching acompaña y apoya a la persona, organización o equipo a reflexionar y definir qué objetivos quiere para su futuro. Ayuda a decidir un plan de acción para conseguirlos. Facilita conectarse con las fortalezas y reconocer los propios recursos.

    La psicoterapia facilita un proceso personal orientado al crecimiento, la introspección y el cambio. Favorece la recuperación del bienestar psicológico y mejora de la calidad de vida. Ayuda a las personas en su proceso hacia un mayor grado de bienestar psicológico y emocional consigo mismo y con su entorno.

    ¿Por qué con caballos?

    En el caballo se identifican una amplia gama de similitudes con el ser humano en el aspecto social, por ejemplo, los caballos son animales gregarios igual que el ser humano, poseen diferentes temperamentos y estados de humor.

    El ser humano ha evolucionado cazando, por lo que percibe el entorno como depredador, ataca, pelea, le gusta tener control y le atrae la dominancia, no duda en utilizar la fuerza para conseguir la sumisión del otro. El ser humano por naturaleza es depredador, piensa y desarrolla estrategias y en general ve el mundo bajo la perspectiva de dominancia, típica de los seres que quieren buscar presa, desarrolla una estrategia de caza para poder llevarla a cabo y así sobrevivir, el desarrollo de sus sentidos desde el instinto tiene solo esa finalidad.

    El caballo ha evolucionado siendo cazado, así que es y se siente como una presa y reacciona como tal. El caballo es un herbívoro y como tal ha tenido que desarrollar una percepción extraordinaria de su entorno para poder sobrevivir a los ataques de depredadores. Su supervivencia depende de su habilidad de percibir cualquier incongruencia en el medio ambiente.

    La seguridad de la manada requiere de una continua comunicación entre sus miembros.

    Su supervivencia durante millones de años se ha debido a su programación biológica para la huida, su gran habilidad de sincronización y su capacidad de percibir el nivel energético de un depredador, así como intención.

    El caballo reacciona ante cualquier estado emocional – que no es otra cosa que energía-. Todas nuestras emociones causan energía, y esta energía, por imperceptible que sea, se traduce en una reacción física que el caballo recoge tanto a nivel energético como a nivel de nuestro lenguaje no verbal.

    Los caballos son espejos perfectos para poder mirar cómo estamos creando nuestra realidad actual.

    El caballo no juzga al cliente, lo único que hace es reaccionar ante su sinceridad o falta de ella, reacciona con amabilidad y empatía ante el yo verdadero y con desconfianza e incluso rechazo ante la falta de congruencia; el caballo se siente incómodo ante la incongruencia emocional, le pone en alerta porque su forma de vida desconoce lo que es la mentira y la incongruencia. Los caballos no mienten porque se comportan según sienten.

    Por eso el coaching asistido con caballos es tan potente; se le da al cliente la posibilidad de interpretar su propia vida según piensa que debe vivirla, el caballo le refleja cual es su verdadero estado emocional, el cliente mediante el procesamiento con el coach tiene la oportunidad de ver otras posibilidades y de ver metáforas de su propia vida, las puede experimentar con el caballo y las puede cambiar hasta que encuentra su propia respuesta.

    Coaching y psicoterapia. ¿Qué ventajas tiene?

    La ventaja principal del coaching asistido con caballos es que al ser un aprendizaje experiencial es mucho más poderoso y se reducen el número de sesiones.

    ¿Es necesarios haberse relacionado antes con caballos?

    No se requiere ninguna experiencia previa con caballos, ni tampoco saber montar. Todas las actividades se realizan pie a tierra.

    ¿Qué aspectos de la persona trabajan?

    Buscamos posibilitar el desarrollo integral de las personas, haciendo especial hincapié en los aspectos psicoafectivos.

    El objetivo es acompañar a las personas y organizaciones a rescatar sus propios recursos, que encuentren su equilibrio, para tomar las decisiones y actuar con coherencia, siguiendo sus motivaciones y aspiraciones.

    ¿Cómo trabajan?

    Se parte de una primera entrevista, en la que acordamos aquellos aspectos que se desean trabajar, desarrollar o explorar.

    Las actividades son especialmente diseñadas por profesionales del campo del coaching asistido con caballos, en función de lo planteado en la entrevista previa. Estas invitan al cliente a vivenciar situaciones de su vida o estado emocional que le bloquean o le retan.

    Las actividades no están ni bien ni mal hechas, se trata de cómo se hace para resolverlas, se busca el cómo y no el porqué. La interacción con el caballo como elemento fundamental del trabajo.

    Creamos escenarios y/o situaciones que presentan un reto e invitan a la creatividad y pensamiento lateral, sin que tengan cabida los juicios y las críticas, ya que se trata exclusivamente de cómo se responde ante determinadas situaciones.

    La constante aparición de metáforas que aparecen durante la sesión facilita al cliente llegar a sus propias respuestas de una manera vivencial, convirtiéndose en un aprendizaje experiencial que se entiende e incorpora al instante.

    El principal  propósito es facilitar al cliente el aprendizaje a través de la exploración de sus metáforas.

    Las actividades al ser metáforas de la vida del cliente, le dan la oportunidad de vivenciar, las situaciones, actitudes y estados de ánimo, en que se encuentra, cual es la mejor manera de resolverlas, gestionarlas, cambiarlas o simplemente aceptarlas.

    El simple hecho de llevar a las personas a vivir el momento presente, darse cuenta de cómo están en ese momento y comprometerse de manera vivencial a buscar soluciones, es muy potente.

    ¿Cómo se dividen las sesiones?

    En dos partes: una primera donde se obtiene información del cliente, a través del lenguaje verbal y a través de lo que hace al tomar un papel activo con los caballos durante la sesión. Y una segunda parte, que es un espacio para reflexionar sobre la primera parte, en la que se obtiene información del punto de cliente acerca de lo ocurrido en la interacción con los equinos.

    Tras la realización de cada actividad se procesa la información in situ e inmediatamente, de forma que el feedback es inmediato facilitando el aprendizaje y su generalización a las distintas áreas de la vida personal y/o laboral.

    En el procesamiento, se guía al cliente a alcanzar metas y encontrar soluciones; no se sabe de antemano cuáles van a ser, ya que estas son descubiertas por el cliente a través del proceso experiencial.

    En las sesiones de coaching asistido con caballos la presentación de las observaciones es muy poderosa porque proporciona una fotografía de lo físico y concreto que el cliente está experimentando o sintiendo. Proporciona una oportunidad de encuadrar su historia de vida a través de la experiencia con caballos.

    A la hora de cerrar una sesión de coaching con caballos, puede haber algo de procesamiento, o puede ser que no se procese absolutamente nada. El quid es no intentar llevar a los clientes a cierto punto o a un aprendizaje específico antes de que estén listos para llegar a ese aprendizaje.

    ¿Para quién está especialmente indicado?

    Para personas interesadas en su crecimiento y desarrollo personal y para empresas preocupadas por el liderazgo y cohesión de equipos.

    Últimamente muchos padres están interesados en la inteligencia emocional de adolescentes junto a los caballos.

    Para poder realizar el coaching asistido con caballos es necesario tener capacidad cognitiva que permita entender lo metafórico y proyectivo.

    ¿Cuánto puede durar un proceso de coaching asistido con caballos?

    Es difícil concretar un número específico de sesiones pero a partir de la quinta sesión se ven grandes cambios.
     

    Contenido relacionado:

    Equilibri: Certificación Internacional en Coaching con Caballos

     


    Fuente: lavozdetorreyhoyo.es / C. Roldán

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín