Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Raquel Ruano - La única mujer mayoral de Almería

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosmiércoles 30 enero 2013
    Compartir:

    Raquel Ruano, almeriense de 40 años, se emociona con sólo hablar de su gran pasión: los caballos, a los que recuerda haber adorado siempre: "Cuando tenía cuatro años, descubrí los caballos en una finca en Níjar. Aunque era muy pequeña me di cuenta de mi amor hacía los caballos y el amor de ellos hacia mí. Sin caballos no puedo vivir, de hecho nunca me he comprometido con un ser humano, sin embargo, si tengo un gran compromiso con los caballos".

    Pero durante su infancia, los padres de Raquel intentaron que se dedicara a la vela, sin conseguir quitarle de la cabeza los cuadrúpedos a la niña. "Mis padres me internaron en la Compañía de María en Granada. Estuve durante mucho tiempo interna, pero aun así mi abuela que venía a verme los fines de semana me veía llorar porque necesitaba ver a los caballos. Ella me llevaba a verlos. Tuve muchos problemas con mis padres en ese aspecto pero nadie me pudo quitar de ese ambiente", narra la que es, en la actualidad, la única mayoral que hay en toda Almería.

    "Luego me fuí al Rocío y estuve un año estudiando y conviviendo con los caballos. Allí tuve el privilegio de contar con las enseñanzas del coronel de Caballería, Luis Rivero Merry. Precisamente me descubrió que tenía un don con los caballos. Siempre pensé que le caía bien a los caballos pero Merry me abrió los ojos", confiesa Ruano. "Los caballos por el olor saben como somos, detectan si les tenemos miedo, si no le tenemos miedo. Son muy inteligentes y saben con quien tratan".

    Además, añade que "los caballos tienen mucha memoria y todo lo ven mucho más grande. No suelen distinguir bien los colores". Y es que esta mujer, tras cuatro años en Almería, se atreve con a controlar cualquier caballo aunque no lo conozca. Es una imagen muy poco habitual contemplar a Ruano hablarle y mimar a cualquier caballo y llevarlo a su terreno. "He tenido caballos antes y algún día espero contar con algún ejemplar".

    Ante todo, Ruano tiene muy claro que "me entiendo mucho mejor con los caballos que con los humanos. Con los humanos me sobreentiendo, con los caballos es algo muy difícil de explicar, es auténtico amor. Los caballos me respetan y yo los respeto y además ellos saben quien soy yo, mi vida la entrego para ellos. Nunca me han hecho daño". Por eso, aunque la experta ecuestre se dedica actualmente al tema inmobiliario, sueña cada día con estos bellos animales.

     

     

    Fuente e imagen: elalmeria.es

     

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín