Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Kirguistán: Paraíso para rutas alpinas

    Compartir:

    Kirguistán. ¿Dónde está este país? Es probable que rara vez lo hayas escuchado. Pero si te contamos que entre sus muchos atractivos turísticos existe la posibilidad de acampar en alta montaña, rodeados de nómadas y caballos salvajes, tal vez te interese seguir leyendo.

    Su ciudad más conocida es Karakol, pero no estamos hablando de la capital del Estado sino de la cuarta ciudad del país, con apenas 75.000 habitantes. Esta ex república soviética, independizada en 1991, se está convirtiendo en destino turístico emergente.

    De hecho, es en Karakol donde se emprende nuestro viaje. Y ¡qué menos! Pues en esta ciudad parece que se esconde todo el país. En efecto, Karakol es el centro neurálgico de numerosas actividades gracias a su ubicación, dado que se sitúa a orillas de uno de los innumerables lagos alpinos de aguas turquesas rodeados de monumentales picos nevados. Aunque no se trata de un lago cualquier, sino de Issyk-Kul, punto mítico de la legendaria Ruta de la Seda, es el más grande del mundo tras el Titicaca.

    Pero para llegar a nuestro destino primero deberemos descubrir el Kirguistán profundo. Hay que dirigirse entonces hacia la frontera china, hacia Inylchek, enfilando el sureste de Karakolun, un antiguo pueblo minero actualmente medio abandonado.

    Tras cruzar un fértil valle a orillas de un lago, asoma el impactante paisaje alpino. De un verde intensísimo, debido a los bosques de abetos. Sin embargo, este paisaje boscoso desaparece progresivamente a medida que subimos hacia un puerto. No obstante, una vez lo hemos atravesado tendremos la impresión de haber descubierto El Dorado, si no fuera porque nos encontramos en otro continente.

    Protegido por una pared de picos nevados, un frondoso valle acoge amplios pastos donde viven grandes manadas de caballos en libertad e  igual número de rebaños de ovejas, que vigilan unos solitarios pastores a caballo.

    Llegado a este punto, es fácil comprender por qué este hábitat es el preferido por el pueblo más nómada de Asia Central. Nos invadirá la sensación de que se trata del viaje al fin del mundo.

    Descubre más opciones de turismo ecuestre en nuestra sección de rutas a caballo.

     

    Fuente e imagen: Elpais.com / Ivan Vdovin

    Artículos
    Suscríbete al boletín