Cinco caballos andan sueltos por Sanchinarro (Madrid)

Cuatro caballos y un potro se escaparon el domingo por la noche de unas cuadras ubicadas entre la M-40 y la radial 2, en Madrid. Tras recorrer el barrio de Sanchinarro, estuvieron a punto de salir a la M-11, y de no haber sido interceptados a tiempo se hubiera podido provocar algún accidente grave de tráfico.

Tres jóvenes evitaron que los caballos provocaran el caos a esa hora en la autovía de circunvalación al colocar su coche con las luces de emergencias en las salidas a la M-11 por la glorieta del final de la calle Estación de Hortaleza a medida que avanzaban los caballos. Dos de ellos incluso se bajaron del vehículo para pastorear a los animales a base de aspavientos y gritos. A los conductores que intentaban circular por allí les alertaban de la presencia de la manada.

Unos diez minutos después, la Policía Municipal acudió al lugar y para entonces los jóvenes habían logrado encauzar a los caballos de vuelta a Sanchinarro.

Tras cortar las vías por las que transitaban, los agentes consiguieron finalmente cercar a los caballos estableciendo un perímetro con varios coches en las cercanías de un parque del barrio. La Guardia Civil de Tráfico y un coche de la EMT, que tienen sus cocheras en el barrio, también participaron en el operativo.

Una vez encerrados los caballos, los agentes buscaron a su dueño. Sobre las 3.30 horas de la madrugada, los agentes localizaron al propietario que, aunque tenía la finca cerca de la M-40, tiene el domicilio en San Sebastián de los Reyes.

Fue requerido para entregar los permisos de Sanidad de los animales y, al no presentarlos, fue sancionado por los agentes. A continuación, él mismo devolvió a los caballos a la cuadra y no hubo que lamentar ningún incidente. Entretanto, se desconoce el paradero de otros dos animales que habrían huido de la finca.

 

 

Fuente e imagen: elmundo.es