Yegua arrastrada con el coche por su dueño

La policía ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido en Stafford Springs, localidad estadounidense del estado de Connecticut donde una vecina pudo tomar unas fotografías que evidencian maltrato a un caballo.

Culver Modisette, de 86 años, y propietario de Annie, una yegua árabe de pura raza, fue el causante de la atrocidad, aunque se parapetó en sus declaraciones a la cadena de televisión KCTV5 que solo trataba de que el caballo regresase a su cuadra después que se hubiese escapado en busca de algún caballo macho.

Al no obedecer el equino, decidió atarle una cuerda alrededor del cuello y engancharlo a la parte trasera de su furgoneta (pick up). Modisette insiste: “¿Qué otra cosa podía hacer? Tenía que llevarla de vuelta a casa”.

“Tan solo intentaba llevarla de vuelta a casa para que tomase su desayuno”, asegura el anciano que niega que tuviese intención de hacer daño a su caballo y apunta que ni siquiera se dio cuenta de que se había caído y estaba arrastrándola por la carretera.

La encargada de denunciar este maltrato fue su vecina Helen Kelly quien, al ver la esperpéntica imagen, comenzó a gritarle para que se detuviese y optó por fotografiar el momento.

Como consecuencia de su acción, Annie sufrió varias heridas y arañazos en las patas y en el costado, que fueron tratadas y curadas por un veterinario.

 

 

 

Fuente e imagen: lasextanoticias.com