Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Concursos morfológicos y funcionales de Pura Raza Española

    ArtículoHistoria - Competicionesviernes 01 agosto 2014
    Compartir:

    Los Pura Raza Española suelen participar en los concursos denominados morfológicos y funcionales en los los caballos son juzgados por por su belleza y por la calidad de sus movimientos por expertos en morfología equina.

    Fue el Ministerio de Defensa el que decidió crear este tipo de competiciones con el objetivo de incentivar a los ganaderos a mejorar la raza, conociendo los puntos fuertes y débiles de sus caballos. Además, estos certámenes logran unificar los criterios de la raza.

    Los participantes se dividen en 12 secciones, según edad y sexo, y los jueces puntúan a los animales con trece notas distribuidas de la siguiente manera: algunas notas se corresponden con ocho regiones del cuerpo, dos hacen referencia al conjunto del equino y tres notas pertenecen a los aires básicos del caballo, el trote, el paso y el galope.

    Los ganaderos acuden con sus mejores ejemplares, que han sido previamente trabajados para que a la hora de demostrar su porte todo salga perfectamente. La preparación previa suele conllevar un entrenamiento de forma suave para que no se lesionen pero se habituen a responder con lo que se les va a pedir en el concurso.

    En ese sentido, cada animal es mundo puesto que los ejercicios varían en función del aspecto que se quiera mejorar. Normalmente se trabajan aquellos puntos débiles contemplando anteriores puntuaciones en pruebas funcionales. Sin duda, la elasticidad, la musculatura y los movimientos del caballo es lo que más debe llamar la atención a los jueces para poder claificar correctamente cada ejemplar.

    A la hora de la verdad, todos los competidores salen juntos y dan una o dos vueltas al escenario. A continuación, se van presentando caballo por caballo y realizan un recorrido por la pista. Primero al paso, luego al trote y finalmente al galope. Después, el caballo se queda en el centro de la pista y el juez valora cada región del cuerpo y se tienen en cuenta las características raciales y la calidad de cada una de ellas.

    Y, a partir de aquí... ¡la suerte está echada!.

     

    Contenido relacionado:

    La participación de los caballos españoles en los concursos, según la ANCCE

    Calendario de concursos y eventos de PRE

    La situación actual del caballo de Pura Raza Española

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín