Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Equinoterapia en el Centro Ecuestre 'La Granja' de Valladolid

    Compartir:

    Francisco de Asís Palacios es un psicólogo que desarrolla en Valladolid terapias para personas con problemas de tipo sensorial a través del contacto con los caballos y otros equinos (ponis, burros…) aprovechando las cualidades físico-psíquicas de estos animales para estimular el cerebro de los pacientes y favorecer el contacto social.

    Para Palacios es tan sencillo que tan sólo con ‘verse y tocarse’, estas personas pueden comunicarse, relacionarse y salir al exterior, gracias a la estimulación que provocan en la amígdala cerebral. En este sentido, el propio calor del caballo puede tranquilizar a la persona que lo acaricia y darle seguridad.

    Y algo más curioso, es que al montar al animal, se está ayudando al corazón, puesto que los latidos del caballo y de la persona se sincronizan. Todo en función del ritmo de paso que lleve el cuadrúpedo: más acelerado al galope y más lento al trote.

    Por otro lado, en el jinete intervienen más músculos al cabalgar que si corriera por su propio pie y, en el caso de las personas afectadas con problemas psicomotrices, permite potenciar su movilidad.

    El mero hecho de hablar al animal, ayudar a colocar los estribos y contribuir en las actividades de limpieza, alimentación y cuidados generales del caballo, permiten que el caballo vea a esa persona como “amiga” y que no tiene intenciones de hacerle daño.

    Palacios justifica el adecuado empleo de caballos debido a que no son animales agresivos, e históricamente el ser humano mantiene una estrecha relación milenaria con este bello animal, que por otra parte, es “de manada” motivo que favorece su convivencia con los humanos.

    La equinoterapia o hipoterapia también suele realizarse con  burros, una especia algo más cariñosa o incluso con ponis para las personas de menor envergadura y reducidas capacidades de movilidad.

    Palacios lleva a cabo estas terapias equinas en el centro ecuestre 'La Granja', ubicado en el barrio de La Overuela, de Valladolid. Las sesiones suelen durar alrededor de una hora, ya que por encima de ese tiempo, por regla general, el paciente suele cansarse y su receptividad sensorial se satura.

     

     

    Fuente: europapress.es

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín