Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Ainhoa Cao Menéndez - De vuelta al pueblo por un amor ecuestre

    ArtículoHistoria - Jinetessábado 06 septiembre 2014
    Compartir:

    Ainhoa Cao Menéndez, de 23 años, es una enamorada del pueblo natal de su madre, Bello, en el concejo de Aller. Tanto, que el pasado mes de marzo decidió trasladarse desde Gijón para quedarse en el concejo. "Yo me crié en Cabañaquinta y luego marchamos mis padres, mi hermano y yo a Gijón. Allí estudie grado medio de auxiliar de enfermería y también el grado medio de química ambiental. Pronto me puse a trabajar. También empecé muy joven a montar a caballo, animal por el que siento auténtica pasión. Hace un año compré a "Aimer", una potra pura sangre lusitano, y me ocupo de ella en una finca familiar", afirma.

    Sus padres la han apoyado en todo y, además, la visitan casi todos los fines de semana. Ainhoa se ocupa de varias cosas en elpueblo, además de cuidar de su yegua, realiza labores propias del campo, como la limpieza y desbroce de las fincas, y ayuda a retejar una cuadra con su padre.

    Cao no teme el trabajo duro y lo hace con gusto. "Yo adoro mi pueblo, cuando nos fuimos siempre supe que volvería a vivir aquí. Me encanta abrir la ventana y escuchar los pajaritos por la mañana, ver las montañas, ocuparme de las fincas y de los animales. Tengo tres perros que adopté. Soy una persona muy feliz en Bello y no cambio este pueblo por nada", insiste mientras saluda a varios vecinos a lo largo del camino.

    "Aquí me recibieron con los brazos abiertos. La gente, cuando ve que trabajas, que no estás por capricho, que realmente te interesa lo que haces y que disfrutas viviendo aquí, valoran más tu esfuerzo. Por otro lado, la relación es mucho más cercana que en la ciudad. Si necesitas cualquier cosa, si te pasa algo, los vecinos están ahí para echarte una mano, y eso no tiene precio", destaca.

    Ainhoa Cao acude a trabajar a tiempo parcial y como auxiliar de clínica a un centro en Oviedo, generalmente unos pocos días a la semana y cuando la llaman. La distancia no le supone problema alguno y se escuda en que está haciendo aquello que le gusta y lo que le importa es vivir en Bello de forma independiente y como siempre quiso.

    Además, también está estudiando para sacar el título de técnica veterinaria ecuestre. "La ciudad no es para mí, ahora bien, yo siempre estuve muy segura de que quería vivir en Bello y por qué. Yo disfruto mucho con la naturaleza y, además, siempre fui una persona muy independiente. Tengo unos vecinos estupendos, a mis tíos en Cabañaquinta. Mis padres vienen casi todos los fines de semana. No puedo pedir más", asegura esta joven que ha decidido volver a sus orígenes.

     

     

    Fuente e imagen: lne.es

    Artículos
    Suscríbete al boletín