Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Policia Montada de Los Ángeles

    ArtículoHistoria - Jinetessábado 27 diciembre 2014
    Compartir:

    Igualito que en el Lejano Oeste, los agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD), en el estado norteamericano de California patrullan a la vieja usanza, como auténticos cowboys, con espuelas, sombrero, pistola enfundada y a caballo.

    De hecho, esta unidad policial ha encontrado en el équido un gran aliado para luchar contra la delincuencia al mismo tiempo que muestran una increíble cercanía con la comunidad. Y es que no son pocos los que se dirigen a los agentes para interesarse por los animales.

    “Interactuamos mucho con la gente porque los caballos llaman la atención, la gente los quiere, se nos acercan cada vez que nos ven en la calle y es otra forma de ser accesibles a la comunidad”, comenta Bob Valdez, que pertenece al cuerpo desde hace 18 años.

    Fue durante los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984 cuando este grupo operó por primera vez en la ciudad por iniciativa de unos cuantos agentes de policía que se ofrecieron voluntarios.

    Tras el éxito que obtuvo ese grupo, apenas dos años más tarde se creaba de manera oficial el cuerpo a caballo gracias a la donación de un terreno en Atwater Village por parte de la Fundación Ahmason. Allí habilitaron unos establos que aún hoy en día son los que utiliza la unidad ecuestre.

    Actualmente la LAPD cuenta con 26 equinos, 24 agentes y 3 supervisores que se dedican a patrullar las zonas turísticas de Los Ángeles, como Venice Beach, Hollywood Boulevard y el centro de la ciudad. Además, hacen acto de presencia en eventos y celebraciones deportivas cuando se salen de control. En este sentido, tanto los caballos como los agentes-jinetes reciben entrenamiento específico de formación y avance.

    Los caballos son todos de la raza cuarto de milla y su carrera laboral suele ser de aproximadamente veinte años. En cuanto cumplen las dos décadas de edad son retirados del servicio.

    A pesar de que se podría pensar que todos los agentes de esta unidad son jinetes experimentados, lo cierto es que los hay como Robert Olmos, que 'ni montar sabía', según reconoce. “Mi papá es de Jalisco, de Villa Hidalgo, y allá se la pasaba en los rodeos y esas cosas, pero yo no sabía ni cómo subirme”, comenta el agente, de 41 años de edad.

    “Fue todo un reto, una forma nueva de atrapar a los malos”, asegura mientras acaricia a un ejemplar llamado Colorado. Actualmente, el oficial Olmos, tras haber cursado seis semanas de entrenamiento, ya monta y dirige sin problemas su caballo, con el que ha establecido una firma confianza.

    “Eso es lo principal, tener la confianza del caballo, porque presienten hasta cuando uno está estresado”, comenta mientras acomoda el rosario que lleva amarrado en la silla de montar". Sobre el rosario aclara que “cualquier ayuda que pueda conseguir es buena”.

    A cada policía le es asignado el caballo que le sea compatible con su personalidad y se hace cargo de todo, desde el cepillado hasta la colocación de herraduras.

    Los nombres de los caballos que forman esta unidad son: Chief, Cowboy, Dodger, Parker, Doc, George, Benny, Jimbo, Boston. Ranger, Montana, Huckleberry, Reno, Baja, Colorado, Blue, Bo, Chip, Whitewater, Charly, Maverick, Lakota, A.J., Dash, Boomer, Cpl. Dunham.

     

    Contenido relacionado:

    La Unidad Ecuestre de la Policia de Madrid

    El Escuadrón de Caballería de la Unidad de Apoyo a la Seguridad

    La Unidad Montada de la Guardia Urbana de Barcelona

    Unidad de Policía a Caballo de Valencia

    La Unidad Montada de la Policía de Nueva York

    La Policía Montada de Canadá

     

     

    Fuente: Laopinion.com

    Imágenes: Aurelia Ventura 

    Artículos
    Suscríbete al boletín