Anuncios favoritos
Last viewed
Búsquedas guardadas
Last searches
Ads that you mark as favourite will be shown here.

Rubén Andrade - Doma Natural de Caballos

ArtículoHistoria - Jinetesviernes 09 diciembre 2011
Compartir:

Hay personas que tienen formas arriesgadas de llevar el sustento a su familia. El caso del panameño Rubén Andrade no es la excepción, ya que en su oficio en la hípica se juega la vida todos los días cada vez que sale a nadar.

Sí. A nadar. Y es que Andrade es quien guía a los caballos que nadan en un profundo lago que se encuentra en el interior de las dos pistas del hipódromo Presidente Remón, en su país, Panamá.

Andrade lleva 20 años realizando esa faena. En un tiempo, alternaba como mozo de cuadra, lo que dejó atrás para dedicarse a lo que le brinda la oportunidad de lidiar con la vida, la que cada vez que hace su labor pone en peligro debido a que en el lago existe una abundante comunidad de caimanes.

“Una vez me mordió uno mientras estaba pescando, pero mientras he estado nadando un caballo, nunca he tenido ese problema, gracias a Dios”, dijo Andrade, quien cobra dos dólares por cada caballo que nada, hasta un máximo de diez minutos.

“Me gusta porque me gano un sustento ahí y me gusta estar metido en el agua. Aprendí este oficio con un señor que lo hacía antes”, dijo el nadador, quien señaló que su trabajo, además de arriesgado, es sumamente complicado, especialmente cuando se topa con caballos que no tienen experiencia nadando.

“Lo más difícil es cuando un caballo viene por primera vez, que no sepa nadar bien, ahí es cuando vienen los problemas porque a veces se quieren voltear, me quieren golpear con sus patas delanteras, especialmente los potrillos”, puntualizó este héroe anónimo de la hípica, quien dijo que nada entre 10 y 20 caballos diarios.

 

Contenido relacionado:

Marc Plana - Doma natural de caballos

Domador de Caballos - Programa de National Geographic sobre la doma racional

Entrevista a Martin Ochoteco - Domador de Caballos

 

 

Fuente e imagen: primerahora.com

Artículos
Suscríbete al boletín