Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    ¿Posible dopaje de un caballo en el Europeo de Saltos?

    NoticiasNoticias sobre el Salto Hípicodomingo 18 septiembre 2011
    Compartir:

    Los controladores miran con un poco más de detalle el caballo del irlandés Denis Lynch. Los veterinarios del Europeo de Hípica de Madrid se centran especialmente en las patas delanteras, cuya hipersensibilidad puede ser un indicio de doping.

    Lynch tiene antecedentes. Hace tres años, su caballo olímpico en los Juegos de Pekín 2008 dio positivo por capsaicina, y hace tres semanas, en el millonario torneo de Rio de Janeiro, los organizadores impidieron participar al irlandés por la hipersensibilidad de las patas delanteras de su equino.

    La sanción de Rio no supone, sin embargo, una prueba de manipulación. "No hay indicios de un comportamiento inadecuado", dijo la Federación Ecuestre Internacional (FEI), por lo que no se abrió ningún procedimiento contra el irlandés.

    Lo mismo vale también para su compatriota Billy Twomey y para el suplente francés Simon Delestre. No pudieron participar en Río en el Gran Premio económicamente mejor dotado del mundo porque sus caballos, Romanov y Vancouver, respectivamente, no eran "aptos para la competición" por la hipersensibilidad de sus patas, según justificó la FEI.

    Las patas delanteras desempeñan un papel crucial en los saltos ecuestres. "No hay ninguna duda de que los caballos con patas con sensibilidad extrema quieren saltar más alto", explica el veterinario de la FEI, Grame Cooke.

    Las patas pueden volverse más sensibles con diferentes sustancias, como la capsaicina, compuesta por extracto de chile. Eso es lo que se le detectó al caballo olímpico de Lynch en Hong Kong en 2008 y también al del alemán Christian Ahlmann.

    Los jinetes negaron haber lubricado las patas de los equinos con esa sustancia, pero fueron sancionados. Incluso Ahlmann fue considerado culpable de doping, según el veredicto de la Corte Arbitral del Deporte (CAS).

    Lo que no se ha podido demostrar es que Lynch, Twomey y Delestre manipularan a sus caballos en Río. La hipersensibilidad no siempre es fruto de una intención de fraude: lesiones o inflamaciones son, por ejemplo, causas naturales, según el veterinario del equipo alemán, Jan-Hein Swagemakers.

    "Y también hay caballos que son más sensibles por naturaleza, lo que les hace ser los mejores. Pero por supuesto que hay métodos ilegales que hacen que las piernas sean más sensibles", dijo Swagemakers.

     

     

    Fuente: elpais.cr

    Imagen: Rolf Vennenbernd/dpa

    Noticias
    Suscríbete al boletín