Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Achtung gana en La Zarzuela el mismo día que fallece su preparador

    NoticiasNoticias sobre Carrerasjueves 04 julio 2013
    Compartir:

    El domingo se vivió una jornada muy especial en el Hipódromo de La Zarzuela. Cuando el caballo "Achtung", un purasangre de cuatro años, se proclamaba vencedor contra todo pronóstico del Gran Premio que se disputaba en esos momentos. Sin embargo, lo que otorgaba mayor sorpresa era que apenas cinco horas fallecía su preparador, Roberto López, con 42 años, de leucemia.

    El caballo, con las apuestas situadas en 40 a 1, en su contra, consiguió con esta hazaña emocionar al público, conocedor de las circunstancias en las que competía el caballo y del desenlace de su entrenador. Las se convirtieron en todo un emotivo clamor y en un estallido de aplausos, abrazos y sollozos.

    La mayor prueba del turf español, la 78º edición del Gran Premio de Madrid, suponía para López un gran reto. De hecho, proclamarse vencedor de esta carrera es lo que todos los propietarios, preparadores y jockeys sueñan con conseguir desde 1919. Roberto López, a pesar de la enfermedad, estuvo junto a su caballo casi hasta el último momento, apenas unas semanas antes de fallecer, pues "Achtung" era su gran pasión a a pesar de los escasos éxitos cosechados hasta ahora por el caballo.

    Sin embargo, en esta carrera parece que se obró el milagro. "Achtung" se situaba en las últimas posiciones durante el principio de la carrera, como era habitual en él. En cabeza iba "Entre Copas", el claro favorito. Pero, súbitamente, en la recta final, "Achtung", que corría con el dorsal número 1, lograba colocarse entre los primeros puestos hasta aproximarse a "Entre Copas". Justo al alcanzar la línea de meta, rebasó al favorito por medio cuerpo.

    Todo el hipódromo, que ya se encontraba impresionado con la noticia de la muerte de Roberto López, estalló en júbilo y hasta su jockey, Marino Gómez, no paraba de llorar porque no daba crédito a lo que había sucedido.

     

    Fuente e imagen: elpais.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín