Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Acusado de robar material de equitación acude a juicio vestido a lo western

    NoticiasNoticias sobre Celebridades/Jinetes jueves 17 noviembre 2011
    Compartir:

    Con sombrero de ala ancha y vestimenta al más puro estilo cowboy. Solo le faltaba el caballo. Así llegaba el martes a los juzgados un vigués que se sentó en el banquillo de los acusados por sustraer supuestamente diverso material de equitación en una caballeriza de A Ramallosa (Nigrán) donde trabajaba al cuidado de los animales. Su atuendo no pasó inadvertido en los pasillos judiciales. "Parece que hoy toca una del Oeste", decía un jurista.

    Para entrar en la sala de vistas y declarar ante la juez, Esteban R.M. se despojó del característico abrigo y de su sombrero. El juicio se celebró en el Juzgado de lo Penal número 2 y la fiscal solicitó que sea condenado a nueve meses de prisión como presunto autor de un delito de hurto. Aprovechando que el propietario de la finca se había trasladado a Inglaterra para llevar a uno de sus caballos, Brandy, a un concurso, este hombre, que llevaba unas semanas trabajando por horas en esas instalaciones, habría sustraído aperos ecuestres valorados en más de 3.600 euros como monturas, mantas, zahones, polainas o espuelas.

    El acusado negó tajantemente el robo y aseguró que el material que apareció en la casa donde residía en esa época era de su propiedad. "Soy caballista; tengo muchos equipos que son míos y que pagué con mi sudor", alegó Esteban, que hizo hincapié en que durante la época en que trabajó en las cuadras "amaestraba" a los caballos. "Soy educador", insistió.

    Versión

    Frente a esta versión, el dueño de la finca no dudó en señalarlo como autor de la sustracción: declaró que el imputado era el único que tenía la llave del guadarnés, lugar en el que se guardan las sillas y guarniciones de los caballos y donde estaba el material que desapareció. "Incluso cuando le dije que no volviese más a ´mover´ a los caballos porque había tratado mal a mi mujer mientras estuve en Inglaterra llevaba un sombrero mío; tuvo que pedírselo y me lo devolvió de mala gana", relató Miguel Alonso Ucha, que junto a su esposa, Rhona Jane Cameron, se dedican a preparar a caballos en Nigrán para llevarlos a concursos: en la actualidad tienen doce. La mujer, de origen inglés, practica también la doma clásica.

    En contra del acusado, para el que su abogada pidió la libre absolución, se encuentra el testimonio de otro trabajador de la finca. "Le pregunté porqué le había robado a Miguel y me contestó que la razón es que no le había pagado", contó este testigo. Finalizada la vista, el acusado abandonó los juzgados de nuevo provisto con los atuendos vaqueros. El juicio quedó visto para sentencia.

     

    Fuente e imagen: farodevigo.es/Marta G. Brea

    Noticias
    Suscríbete al boletín