Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Aparecen los cadáveres de una decena de caballos en el Parque Natural del Lago de Sanabria, en Zamora

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmartes 15 julio 2014
    Compartir:

    Los restos de una decena de caballos muertos a causa de las intensas nevadas registradas durante el invierno, han aparecido diseminados en uno de los parajes en los que habitualmente suele pastar el ganado del Parque Natural Lago de Sanabria y alrededores, en la provincia de Zamora.

    Los esqueletos de los animales se encuentran visibles en el pago conocido como Valdelarca, en plena sierra del municipio de Porto, en un lugar en el que ahora, con la llegada del estío, es habitual que muchos ganaderos acudan con sus reses de vacuno y caballar a pastar debido a sus excelentes pastizales y abundancia de agua.

    Los cadáveres de los caballos fueron hallados por cazadores y también por los propios pastores cuando se acercaron al lugar para asentar las nuevas cabañas. Por el momento, no se conoce la procedencia de esos ejemplares ni al propietario o dueños de los equinos muertos, aunque todas las fuentes apuntan a ganaderos de los pueblos de la vertiente del Tera.

    El hallazgo de este triste desenlace ha causado conmoción en la zona y se cree que los caballos pudieron quedar atrapados por los temporales de nieve y sin poder huir hacia otros puntos más despejados. "Fueron casi ochenta días de nieve", comenta un vecino de Porto, que recuerda que debido a las nevadas los ganaderos se ven obligados a recoger a los animales para evitar que queden expuestos a una situación extrema. También el alcalde de Porto, Rogelio Carracedo, apunta a que la tragedia es debida a que los caballos fueron presa de la nieve.

    Una buena parte de los cuerpos aparecen entre unas rocas, en señal de que los equinos debieron buscar el cobijo en este punto. Otros esqueletos se sitúan en parajes próximos, pero todos ellos ocupan un mismo enclave que goza de las aguas del regato de Valdelarca, poblado de ranas y también habitado por las nutrias.

    Por el momento se desconoce el número exacto de los caballos que perdieron la vida en este enclave de la sierra el pasado invierno, porque las cabezas y las extremidades aparecen en distintos lugares debido a la acción de las aves carroñeras, pero todo apunta a una manada, y en algunos casos, ejemplares jóvenes.

    Fuentes locales informaron a Medio Ambiente y a la Guardia Civil, que desplazaron a la zona una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza para verificar lo sucedido y dejar constancia de los hechos.

    No es el primer episodio de muerte de caballos que se da en la sierra del Parque Natural del Lago de Sanabria y alrededores. En el año 2006 también fue descubierto el osario de más de una docena de caballos que quedaron apresados en una la sierra de la Laguna de Carros, en una zona de difícil salida. En esta ocasión se metieron en esta encrucijada, según apuntaron los vecinos de Ribadelago y de Coso, espantados por el incendio que en el verano de 2005 abrasó gran parte del Parque y por el operativo contraincendios que actuó durante las labores de extinción.

     

    Fuente e imagen: laopiniondezamora.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín