Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Brote de influenza equina en Uruguay

    Compartir:

    El Gobierno uruguayo ha suspendido la salida de caballos fuera del país así como la celebración de carreras en los hipódromos uruguayos debido al brote de la tos o influenza equina, enfermedad respiratoria entre ejemplares pura sangre, una medida considerada excesiva por los empresarios afectados y sin embargo, calificada de insuficiente por los veterinarios.

    La Dirección General de Servicios Ganaderos, dependiente del ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, ha hecho pública una resolución de ocho puntos en el que se indican las medidas asumidas a raíz del descubrimiento "de una enfermedad de sintomatología respiratoria aguda, de alta morbilidad y baja mortalidad en equinos".

    La entidad ha informado, no obstante, que todavía no existe un "diagnóstico" de laboratorio de la enfermedad, pero que "existen casos similares en países de la región (sudamericana) compatibles con influenza o rinoneumonitis equina".

    Las precauciones afectan directamente a los caballos pura sangre de carreras aunque también en menor medida a "todos los equinos que se vean expuestos a concentraciones de animales", como remates (subastas), pruebas de equitación, ferias u otros centros o entretenimientos. En esos casos, los animales deberán contar con un certificado veterinario especial.

    El próximo fin de semana comienza en Montevideo la Criolla, una famosa feria ecuestre que se celebra en Semana Santa y cuyas actividades centrales, las jineteadas (un tipo de domas), se mantienen en pie, aunque sufrirán estas últimas restricciones.

    En nombre de una de las empresas afectadas, el Hipódromo Maroñas de Montevideo, el gerente de esa institución, Oscar Bertoletti, manifestó el viernes su "sorpresa" y "preocupación" ante la determinación de las autoridades.

    Bertoletti indicó que "la virulencia es muy leve, los animales que se han visto afectados no tuvieron grandes trastornos" y denunció que la medida oficial afecta a quince competiciones el primer fin de semana (el pasado), en las que iban a participar más de 250 caballos.

    Aunque él mismo afirma no poder estimar el impacto económico de la decisión con precisión, comentó que solamente en Maroñas, donde al parecer se detectó el foco infeccioso, el "promedio de premios por fin de semana es de 200.000 dólares". Bertoletti agregó que "la enfermedad ya está en una etapa terminal o marginal" y manifestó que se trata de "un problema que se da regularmente" aunque "este año sucedió con más fuerza".

    Por su parte, el presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay, Carlos Morón, señaló que esa clase de enfermedades respiratorias "se contagian muy fácilmente", porque "son virales". Además, "pueden traer complicaciones para los caballos", en algunos casos la muerte "si se complica con alguna infección bacteriana", agregó. Por ello abogó porque se suspenda cualquiera de las actividades en que participan caballos, al recordar que "puede haber animales que la vacuna no les haya surtido el efecto deseado".

    Para el caso concreto de las ferias, como la Criolla, Morón recordó que "el virus puede pasar de un animal a otro o por las manos de las personas que tocan a un equino o a otro".

     

     

    Fuente: lainformacion.es

    Imagen: ultimasnoticias.com.uy

    Noticias
    Suscríbete al boletín