Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Caballos a la fuga en Mos, Vigo

    Compartir:

    "Fue toda una aventura". Así resumía un efectivo del Servicio Municipal de Emergencias de Mos la agitada mañana que vivieron ayer en esta localidad pontevedresa. Y todo debido a dos caballos a los que hubo que perseguir durante horas hasta conseguir acorralarlos y atraparlos: se trata de una yegua y su potro, que tras irrumpir en la autovía y causar el pánico entre los conductores continuaron su errático recorrido por varias zonas del municipio, causando destrozos a su paso. La colaboración vecinal fue clave para lograr reducir a los animales, de los que se ignora el propietario.

    Todo empezaba en torno a las ocho de la mañana. Las llamadas de automovilistas al 112 alertaron de que había dos caballos en en la A-55, en la zona de Sanguiñeda. El único efectivo de guardia del Servicio Municipal de Emerxencias de Mos se trasladó hasta allí y, junto a la Guardia Civil, lograron que los animales abandonasen la autovía. Pero tras dejar esta carretera, los caballos iniciaron un recorrido por el municipio que los llevó por Veigadaña, Castro y Torroso. "Se dieron un buen tute", decribían quiénes participaron en la larga persecución de la yegua y el potro.

    Por un río

    Y es que, además de los servicios citados y el agente de la Policía Local de la localidad, hasta una veintena de vecinos colaboraron para dar caza a los animales, que atravesaron un río y pasaron por huertas y fincas particulares provocando daños: "Parecíamos todo un ejército tras ellos". "Hubo bastante gente afectada, porque les entraron en sus terrenos y pasaron por encima de tomates, verduras...", contaban. Un vecino que estaba durmiendo fue alertado por su suegra de que había dos caballos merodeando en su huerta.

    Fue ya al mediodía cuando la aventura de estos animales tocó a su fin. Los efectivos y vecinos que les seguían consiguieron atrapar al potro en un parque cercano al cementerio parroquial de Torroso. "Lo acorralamos contra unos cierres y literalmente no echamos encima de él para cogerlo", cuentan. Metieron al animal en un carro y lo utilizaron "como reclamo" para atraer a la yegua, que estaba, describieron, "muy alterada y envalentonada". "Al final se metió también en el carro", relataron.

    Los caballos se encuentran en las cuadras de un vecino de Mos que se ofreció para darles cobijo y ahora se trata de localizar al propietario, cuya identidad se desconoce.

     

     

    Fuente: farodevigo.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín