Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Canarias obliga al uso del chip para evitar abandonos

    Compartir:

    El vicepresidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife, Jorge de Miguel, presentó el martes el nuevo sistema de identificación para los équidos que tiene como objetivo evitar el abandono de los animales, circunstancia que "ha crecido con la crisis ante el coste económico que supone mantenerlos". A lo que se suma impedir el fraude y garantizar la calidad sanitaria de los caballos y asnos.

    El registro de los équidos, entre los que se incluyen las razas autóctonas como el burro majorero, se basa en un pasaporte diferente para cada animal al que le corresponde un microchip propio. De acuerdo con la Ley, las personas que no cumplan con la identificación de los caballos y asnos se enfrentarán a sanciones entre los 600 y 600.000 euros, cantidad que se estipulará de acuerdo a la intensidad de la falta.

    El plazo para implantar el nuevo sistema por parte de los propietarios es de los seis meses siguientes al nacimiento del animal, o como alternativa a este caso, hasta el 31 de diciembre del año en que la madre del mamífero dio a luz.

    Actualmente, y de manera paralela, el Registro Canario de Identificación Animal, Zoocan, ya posee 650 caballos reconocidos. Pero "a partir de ahora, todos los équidos deberán estar identificados con un microchip", explicó el vicepresidente del Colegio.

    El dispositivo, del tamaño de un "grano de arroz", se acompañará de un pasaporte, en el que se incluirá el historial sanitario, a la vez que los datos quedarán reflejados en la base de datos de Zoocan.

    De Miguel explicó que la antigua identificación visual, como la presencia de una mancha en el costado del animal, es una técnica "un tanto arcaica que da pie a confusiones" entre los ejemplares. Algo que no pasa con los microchips, que "son únicos".

    Cada animal, por lo tanto, contará con su propio número de registro, una cifra que no se repite y que "no es posible falsificar ni quitar de los animales", indicó.

    Con esta técnica, "se pasa del siglo XIX al XXI", comentó el vicepresidente, a lo que añadió que los caballos y burros tendrán un número identificativo mayor que el de los pequeños animales, como los gatos y perros.

    De acuerdo con la normativa de la Comunidad Europea, la implantación del nuevo sistema se realizará progresivamente en Canarias.

     

    Fuente: laopinion.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín