Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Capitán, un burrito apaleado en Almería, se recupera poco a poco de sus heridas

    Compartir:

    La protectora de animales La Huella Roja pudo recuperar y salvar hace escasos días a un pequeño burro que había sido abandonado en un descampado de Almería, junto a un colegio, después de haber sufrido una paliza, por lo que el equino presentaba un grave y deteriorado estado de salud a causa de las lesiones.

    El caso obtuvo a finales de la semana pasada una gran repercusión en las redes sociales, especialmente entre el colectivo de protección de los derechos animales debido a la brutalidad de los hechos.

    Según informa Europa Press, el burrito ya había sido visto en la zona por algunos vecinos el pasado miércoles, de forma que la Policía Local de Almería se desplazó hasta el lugar donde se encontraba el animal. Sin embargo, la propia protectora no fue alertada hasta el jueves.

    En este sentido, fue una profesora de un colegio cercano al descampado la que alertó de la presencia del equino tras escuchar a algunos de sus alumnos sus planes de quedar a la salida de clase y acudir al lugar donde se encontraba el burrito malherido para "acabar de rematarlo". Inmediatamente, los propios miembros de La Huella Roja alertaron a la unidad del Seprona de la Guardia Civil del peligro que corría el animal.

    Una vez en el descampado, agentes y miembros de la protectora comprobaron las múltiples heridas que el equino presentaba, ya que había sido golpeado repetidamente e incluso había sufrido una penetración anal con algún objeto contundente, por lo que presentaba un evidente prolapso en el recto. Además, estaba completamente deshidratado y desnutrido.

    Capitán, como se ha bautizado al burrito, fue examinado por un veterinario de la Junta de Andalucía, quien comprobó que el animal carecía de chip identificativo. Con la ayuda de los miembros del centro zoosanitario de la capital, el burrito fue trasladado hasta las dependencias de La Huella Roja en Roquetas de Mar (Almería), donde fue bañado y alimentado y ahora trata de recuperarse de sus lesiones.

    Desde la protectora han señalado que "el animal está aún muy débil y apenas se sostiene", y han precisado que su custodia pertenece a la Administración andaluza, que ha abierto un expediente informativo, como también lo ha hecho la Guardia Civil con el fin de localizar al propietario del burro.

    En la actualidad, Capitán sigue recuperándose de sus heridas en las dependencias de La Huella Roja si bien continúa con problemas a la hora de completar el proceso de alimentación.

     

     

     

    Fuente: Europa Press

    Imágenes: La Huella Roja

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín