Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Chico Ramírez logra domar un caballo en cuarenta minutos

    Compartir:

    Chico Ramírez, adiestrador mexicano, ofreció el pasado domingo una exhibición de manejo natural del caballo en Premoño, localidad asturiana, logrando montarse a lomos de un caballo salvaje en tan solo cuarenta minutos.

    El mexicano, se encerró en un corral con un caballo de raza árabe que llevaba cinco años en el monte sin ningún contacto con el ser humano. Ramírez, con la única ayuda de una simple cuerda, se acercaba al caballo y éste, nervioso, se alejaba ante cada intento de acercamiento.

    «Esto lleva tiempo. Hay que preparar al caballo. Los primeros intentos nunca van a dar resultado. Es como subir una escalera, todavía estamos en los primeros peldaños», comentaba el adiestrador a la audiencia.

    Sin embargo, poco a poco, el caballo cogía la confianza necesaria. Y Ramírez intentaba subir a sus lomos. Primero se apoyaba con su cuerpo en el dorso del caballo e intenaba pasar la pierna por encima. Tras varios intentos, al final lo consiguió, aunque en ese momento el público empezó a aplaudir, con el consiguiente susto del caballo. El adiestrador controló en ese momento la situación perfectamente, se bajó del caballo de inmediato e indicó a los presentes que no aplaudan, que esperen a que él mismo esté de vuelta con los pies en el suelo.

    El público, mientras tanto, permanecía asombrado ante la serenidad del domador. Ramírez se lo tomaba con tanta calma que hasta pidió al público algún trago de cerveza o sidra.

    De repente, de entre el público llegaba un «¡dale más cuerda!». El mexicano respondió que eso es un desgaste de energía innecesario para el animal. «Los caballos son muy listos. Ya sé que en los libros de los expertos se dice que hay que dar cuerda. No se crean todo lo que sale en los libros», sentenció Ramírez.

    Al cabo de una media hora después de haberse conocido, el caballo estaba quieto y sumiso y se dejaba montar por Ramírez, quien le enseñaría al cabo de un rato a agacharse y a dejarse poner la silla de montar sobre el lomo.

    El experto en el manejo natural del caballo dejaba muy claro que una en ese momento «no lo puede montar cualquiera. El liderazgo es algo personal. Aunque si yo se lo pido, es posible que se deje montar por otra persona», añadía.

    Chico Ramírez permaneció toda la pasada semana en Premoño impartiendo un clinic sobre esta técnica. Como colofón a las fiestas de la localidad, el pasado domingo también tuvo lugar la tradicional ruta a caballo y, tras el paseo, una carrera de cintas.

     

     

    Fuente e imagen: lne.es / Miki López

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín