Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Condenado el propietario de los caballos en estado de abandono en Alburquerque (Badajoz)

    Compartir:

    El Juzgado de Instrucción número 3 de Badajoz hizo efectiva hace escasos días la condena del propietario de 11 caballos y 13 cabras que fueron rescatados a mediados del año pasado en varias fincas de Alburquerque en "evidente estado de malnutrición".

    La sentencia, de falta de abandono de animales, condena L.M.G, dueño de estos animales, a una pena de 40 días de multa a razón de 3 euros al día, lo que supone un total de 120 euros, una cuota que la juez impone tras declarar el acusado que percibe una pensión mensual de unos 670 euros.

    Además, la sentencia, condena a este hombre a indemnizar a la Asociación en Defensa de los Animales de Badajoz (Adana), que se hizo cargo de los equinos y las cabras por las cantidades destinadas al cuidado de los animales, unas cantidades "que siguen devengándose en la actualidad y que deberán ser fijadas con exactitud en ejecución de sentencia".

    Establece además que estos animales seguirán bajo el cuidado de Adana "hasta el completo pago de las responsabilidades civiles", un pago que "deberán garantizar incluso con su propio valor en el caso en que se acreditara la insolvencia del condenado", recoge la sentencia.

    Una sentencia que considera "hechos probados" que durante varias semanas previas al mes de mayo de 2012, el ahora condenado "no prestó los ciudadanos necesarios para la debida alimentación" a los caballos, yeguas, potros y cabras, que tenía en las fincas 'La Bellota', 'Molino Piensos Pitones', 'La Pañoleta' y 'Mayorga', todas ellas situadas en el término municipal de Alburquerque.

    Los 24 animales que se localizaron en estas fincas presentaban "un evidente estado de malnutrición y pobre estado de carnes motivado por una situación notable de abandono", relata la juez en su sentencia.

    Unos hechos que son constitutivos de una falta del artículo 631-2 del Código Penal, que sanciona a quienes abandonen a un animal doméstico en condiciones en que pueda peligrar su vida y su integridad.

    Así, apunta la sentencia que "aún aceptando la versión" del acusado según la cual le daba de comer a los animales entre 40 y 80 kilos de pienso, y que si no les daba más era porque no podía económicamente, continuaría siendo "una conducta de abandono punible por la manifiesta insuficiencia de esos supuestos cuidados, que apenas bastaban para asegurar la supervivencia de los animales".

    Cabe recordar que tras tener conocimiento del "evidente estado de malnutrición" por parte de la Guardia Civil en mayo de 2012, los veterinarios oficiales de la zona de Badajoz corroboraron esta versión, y ya en julio "la situación llegó a ser tan preocupante", que el Seprona de la Guardia Civil puso los hechos en conocimiento del juzgado, y se acordó la "intervención cautelar" de los animales y el depósito provisional bajo el cuidado de Adana.

    Tras hacerse cargo de los animales, Adana denunció a su propietario por abandono de animales, por el que se le imputó pero el acusado recurrió la sentencia pidiendo el sobreseimiento y archivo. El juicio de faltas se celebró el pasado 20 de marzo en Badajoz, y ahora ha sido condenado a una multa por una falta de abandono de animales.

     

     

    Fuente e imagen: Europa Press

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín