Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Condenado por intrusismo un falso dentista equino que no era veterinario

    Compartir:

    Según informa el Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV) a través de un comunicado, un hombre ha sido condenado por intrusismo al dedicarse a ofrecer sus servicios como odontólogo y operar a caballos en la comarca valenciana de La Ribera sin poseer el título de veterinario.

    El Colegio aclara en su comunicado que en cuanto tuvo conocimiento de estas prácticas lo denunciaron al Seprona de la Guardia Civil, cuyos agentes sorprendieron al denunciado en el acto el pasado 3 de octubre de 2013 cuando se dirigía a realizar un nuevo servicio. En ese momento se procedió a su detención y le fueron intervenidos un importante número de instrumentos clínicos así como frascos de sedantes y tranquilizantes que suministraba a los caballos.

    La institución colegial se personó como acusación particular en las diligencias penales abiertas y el pasado como acusación particular y el pasado día 16 de abril se celebró un juicio rápido que, tras la conformidad con los cargos del imputado, se resolvió con una condena ya firme por intrusismo profesional.

    Durante el proceso, el falso dentista equino reconoció que no tenía la titulación de Veterinaria pero alegó que este hecho nunca le supuso tener que engañar a sus clientes porque nadie le preguntó por ello. Este aspecto fue ratificado por los testigos citados, quienes no dudaron de sus habilidades profesionales tras observar cómo trataba a los animales.

    Además. el acusado alegó en su defensa que, la de 'odontólogo veterinario', era una profesión para la que no se necesitaba licenciatura y que "en otros países está permitida".

    El acusado jamás levantó sospechas entre quienes le llevaban a sus caballos para que les limara la dentura, les equilibrara las puntas dentales, les revisara la dentaduras o valorara el estado de la boca. En este sentido, la cuestión sobre la cualificación necesaria para tales actos se zanjó cuando, desde el ICOVV y desde la propia Facultad de Veterinaria Cardenal Herrera-CEU se acreditó que el "único título que capacita para un acto clínico sobre un animal es el de Licenciado en Veterinaria" y que dichas actividades "sólo pueden llevarse a cabo" acreditando tales estudios superiores y "estando colegiado en algún colegio del territorio nacional".

    Por todo ello, la juez le impuso la pena por intrusismo profesional de cuatro meses de multa, con un total de 720 euros (a razón de 6 euros al día), a pagar las costas del juicio y a ser desposeído de los efectos intervenidos en su detención.
     

     

    Fuente: 20minutos.es

    Imagen: veterinaria.org

    Noticias
    Suscríbete al boletín