Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Condenado por vender en internet sillas de montar robadas

    NoticiasNoticias sobre Productos/Serviciosjueves 13 febrero 2014
    Compartir:

    El juzgado de lo Penal número 2 de Vigo ha condenado a un año y tres meses de prisión a un hombre por un delito de receptación agravado por el intento de beneficiarse al poner en venta a través de internet varias sillas de montar a caballo que habían sido robadas.

    El acusado reconoció los hechos este martes, evitando así la celebración del juicio y conformándose con esa condena, que finalmente se sustituirá por una multa de 4.500 euros.

    Los hechos de los que ha sido culpado se remontan al descubrimiento, por parte del propietario de un finca de Nigrán en la que tiene caballos, de la presencia de unas sillas de montar anunciadas en una página de internet. Esas cinco monturas le habían sido sustraídas con anterioridad, de modo que la víctima tramitó la correspondiente denuncia y la Guardia Civil inició una investigación que concluyó que las sustracciones se habían producido entre el año 2010 y 2012. 

    Los agentes descubrieron también la identidad de la persona que puso a la venta las sillas, por un precio estimado de alrededor de 200 euros, y que también tenía una finca en A Ramallosa. Durante un registro, los agentes incautaron varias sillas que el dueño de la finca tenía escondidas. Todas ellas fueron recuperadas y devueltas a su legítimo propietario.

    Al carecer de pruebas sobre la autoría del robo, la persona que las puso a la venta fue acusada únicamente de un delito de receptación y a pesar de que esta misma semana debía ser juzgado en el Penal 2, no se llegó a celebrar la vista finalmente por llegar a un acuerdo.

    Por su mutua afición a los caballos, tanto la víctima del robo como el condenado se conocían con anterioridad y parece que incluso habían montado juntos en alguna ocasión previa a los hechos. El ahora condenado, que admitió haber puesto a la venta las sillas pese a que éstas eran robadas, deberá hacer frente a la multa para evitar el ingreso en prisión.


     

    Fuente e imagen: atlantico.net

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín