Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Delito de maltrato grave para el dueño de caballos malnutridos en Cáceres

    Compartir:

    El proceso judicial contra el propietario de una parcela del Polígono Ganadero, repetidamente denunciado por el abandono de sus animales, está a punto de finalizar. Solo está pendiente de que el Ministerio Fiscal concluya su escrito de acusación, en el que a Antonio R. M., según adelantó a El Periódico de Extremadura la fiscal que lleva el caso, se le acusará de un delito de maltrato animal grave, que el Código Penal castiga con hasta 1 año de prisión y hasta 3 de inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

    En el material aportado "se pueden ver caballos famélicos, incluso dos potros ya cadáveres, y nada nos ha indicado durante la investigación que tuvieran enfermedad alguna, de ningún tipo, y sin embargo todo nos indica que estaban famélicos por falta de alimento", unos hechos que para la fiscal delegada de Medio Ambiente constituyen un delito de maltrato animal.

    Las diligencias judiciales contra Antonio R. se abrieron el 4 de octubre del 2009, tras la denuncia presentada por el Seprona, que por su parte había realizado su primer atestado el 29 de septiembre, a raíz de una denuncia de la asociación protectora de animales, en las que ya se incluían fotografías de animales "realmente famélicos".

    Alertados por la protectora de animales, recordaba la fiscal a este diario, los agentes del Seprona se desplazaban a la parcela del acusado los días 28 y 30 de septiembre, y el 1 de octubre volvieron, en esta ocasión acompañados por veterinarios de la Junta. "En su informe reflejaron que de los 22 animales que había en ese momento en la parcela, 12 se encontraban en situación de extrema delgadez y, además, había restos óseos del cadáver de un ejemplar de caballo".

    A estos primeros hechos que se judicializan, que entraron en el Juzgado de Guardia el 4 de octubre del 2009 y de los que se haría cargo, por reparto, el Juzgado número 3, se fueron sumando otras denuncias que se siguieron sucediendo contra el mismo ganadero.

    Figuran entre ellas la presentada el 25 de septiembre por la policía local, que acudió al lugar a hacer una inspección, y en la que se indicaba que la mayoría de los animales "presentan una extrema delgadez, y que hay un caballo a medio quemar", además de hacer constar también que a este propietario ya se le habían extendido numerosos boletines de denuncias "porque deja los caballos sueltos y abandonados e invaden la calzada".

    La del 28 de julio del 2010 de la propietaria de otra parcela, "que dice que en su parcela, donde no hay agua, hay tres caballos y dos asnos en un estado lamentable y que ella no ha dado autorización para que estén allí", y de la que se derivó el levantamiento de un nuevo acta de los veterinarios de la Junta.

    La que el Seprona instruye en noviembre de ese mismo año, tras otra denuncia de la protectora de animales indicando que en la parcela de Antonio R. "vuelve a haber caballos en lamentable estado", y que motivó que el 11 de noviembre agentes del Seprona y veterinarios de la Junta volvieran a realizar una inspección, "contabilizando en esta ocasión un total de 38 caballos".

    Y una última denuncia, en este caso de la policía local y ya de este año, concretamente de febrero pasado, "dando cuenta de que uno de los caballos de este ganadero se había enganchado en un alambre de espino y no se podía mover".

    En total, cinco denuncias, presentadas a lo largo de los últimos tres años, por hechos similares, que se han unido todas en la misma causa judicial, y que darán lugar a un juicio contra Antonio R. M. por un delito de maltrato animal.

     

    Fuente: elperiodicoextremadura.com

    Imagen: protectoracaceres.blogspot.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín