Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Denunciado un tratante de Alicante que mantiene a 16 caballos y burros en un estado lamentable

    Compartir:

    La ONG El Refugio del Burrito denunció la semana pasada a una explotación equina de Callosa del Segura (Alicante) por un delito contra el bienestar animal. Todo apunta a que un tratante de caballos mantiene a 16 animales en situación de desamparo.

    El refugio recibió una llamada de socorro desde una asociación equina de Alicante informando de que un comerciante de caballos tenía a 25 burros, mulos, caballos y ponis en una situación de evidente dejadez. Verónica Sánchez, directora del refugio, y la veterinaria Dorothea Dudli, de La Crin CB, se desplazaron hasta la Callosa del Segura para comprobar la situación de los equinos.

    El pasado lunes, Sánchez llegó a las instalaciones en las que los animales se encontraban atados con cadenas sumamente cortas, tanto que ni siquiera "podían tumbarse para descansar". Con el abrevadero completamente vacío y con tan sólo un cubo de agua en medio, la situación que vislumbraron era ciertamente deplorable. De hecho los animales que se encontraban atados a los extremos del establo no podían acceder al cubo de agua.

    Los equinos sólo disponían de restos de paja, proporcionada por el refugio de caballos para comer, y el techo que les cobijaba estaba en claro "riesgo de derrumbe y peligro de lesiones por escombro y chatarra".

    El informe veterinario confirmó que el estado de las carnes de los animales era "muy malo" (1 en una escala de 1 al 5). Al menos cinco de los burros presentaban "signos evidentes de infosura crónica", provocándoles un sobrecrecimiento de los cascos acompañado de un profundo dolor. El informe veterinario incluso recomienda la "eutanasia" de uno de ellos. Otro caballo presentaba signos clínicos de una lesión ortopédica grave y no estaba recibiendo por ello "ninguna clase de tratamiento". La veterinaria concluye en su documento que "existen evidencias clínicas de que algunos de los animales pudieran morir en breve, tanto por falta de atención veterinaria como por desnutrición y deshidratación".

    El martes, la directora del refugio presentó una denuncia por un delito contra el bienestar animal en el juzgado número 2 de Orihuela junto al informe veterinario. Sánchez pidió, asimismo, una orden judicial para poder incautar los animales y se ofreció como depositaria para acoger a los burros y mulos. "Me dijeron que ya se resolvería, pero la desprotección de los animales en este momento es total", añade afligida.

    Parece ser que el tratante de animales ya se encontraba sancionado con anterioridad por la ilegalidad de la explotación y existía una orden de inmovilización de animales. Por otro lado, ningún animal lleva incorporado el microchip, tal y como recoge la legislación vigente. "Las autoridades lo saben y nadie hace nada", indica la directora. "Incumple todas las leyes de protección animal de la Comunidad Valenciana, de España y Europa, así como las de sanidad animal, explotaciones ganaderas y transporte de animales".

    El pasado miércoles Sánchez logró llevarse, bajo coacción al propietario, los nueve burros en peores condiciones de los 25 animales encontrados en la explotación. En estos momentos aún permanecen 16 en estado de "inanición": dos burros, cuatro mulos, dos ponis y ocho caballos. La ONG se vio obligada a sacrificar a dos de ellos porque presentaban "daños físicos irreversibles". Otros dos se quedaron en una hípica de Murcia sin poder hacer el viaje hasta el refugio de Málaga porque no tenían fuerzas para viajar.

    Sánchez confía en que las autoridades tomen medidas ante este caso de flagrante "maltrato animal" y colaboren en salvar a los 16 animales en peligro. De igual modo, espera que la administración "inhabilite al dueño de las instalaciones para tener animales el resto de su vida".

     

     

    Fuente e imagen: elmundo.es

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín