Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Desbroce de las fincas de Segovia con caballos para prevenir incendios

    NoticiasNoticias Hípicas Generaleslunes 12 mayo 2014
    Compartir:

    Las abundantes lluvias que han acompañado los primeros coletazos de la primavera en Segovia han facilitado un rápido crecimiento de la vegetación espontánea, y la proliferación de hierbas y maleza en fincas y huertas en desuso e incluso en zonas ajardinadas privadas.

    Esta circunstancia, que aumenta de forma considerable el riesgo de incendios, a falta de un mes y medio del comienzo del verano, la Concejalía de Medio Ambiente recuerda a los propietarios de fincas que deben cumplir el deber de conservación de los terrenos, de acuerdo con la Ordenanza Municipal de Parques y Jardines.

    En Segovia son 18 las fincas a las que requiere la Concejalía el cumplimiento de esta obligación. Están situadas en el barrio de San Lorenzo, al lado de la carretera de San Rafael y junto a la antigua carretera de Villacastín, en el triángulo entre la calle San Gabriel y la avenida Padre Claret y en el nuevo barrio de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia.

    Además hay otras fincas de titularidad municipal donde el Ayuntamiento actúa para prevenir el riesgo de incendios, como las laderas del parque del cementerio, las del barrio de La Albuera, El Pinarillo y varias zonas de Nueva Segovia, como el parque del Alto Clamores.

    En estas fincas municipales, el Ayuntamiento autorizará la entrada de rebaños de ovejas para que pasten y consuman las hierbas. Por lo que respecta a las fincas privadas, hace casi dos meses que en la zona de huertas en desuso de la calle Antonio Coronel pastan varios caballos que llevan a cabo tareas de limpieza de hierbas.

    Se trata del cuarto año que la Concejalía autoriza a los propietarios la introducción de los equinos, que están reduciendo de forma considerable la vegetación. S etrata de una situación favorable para todos pues los gastos de laimentación de los caballos son mínimos y sí son mínimos y se favorece un desbroce natural del terreno.

    El riesgo de incendios en verano aumenta en las fincas sin cultivar o los jardines descuidados, ya que al cuando la vegetación pierde su humedad, es fácilmente inflamable.

     

     

    Fuente e imagen: elnortedecastilla.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín