Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Descubren caballos descuidados en una finca de Caldes de Montbui (Barcelona)

    Compartir:

    La Generalitat de Catalunya ha dado tres semanas al propietario de los caballos abandonados y en estado de desnutrición encontrados en Caldes de Montbuí, para "mejorar las condiciones de los animales y alimentarlos". En caso de no hacerlo, el Ayuntamiento tendrá que proceder a confiscar los animales.

    Los 21 caballos fueron encontrados hace una semana en una finca privada de la urbanización de Can Valls de Caldes de Montbui (Vallès Oriental). Los caballos presentaban evidentes síntomas de deshidratación y de falta de acceso a alimentación. El propietario, por su parte, se niega a vender los caballos y además, no acepta la comida que le han ofrecido de forma altruista.

    Los veterinarios de la Generalitat han determinado que 10 de los 21 caballos de la finca presentan síntomas de desnutrición y que los otros están "muy delgados". El Departamento de Agricultura ha abierto un expediente sancionador al propietario por una falta grave en la Ley de Protección de los animales. Por este motivo, le han dado 21 días para mejorar las condiciones de los animales y alimentarlos.

    Los veterinarios y el agente rural del Ayuntamiento de Caldes visitarán la finca regularmente para comprobar que se cumplen las medidas y que las condiciones de los caballos mejora. En caso contrario, el Ayuntamiento de Caldes tendrá que confiscar los equinos.

    La secretaría de la protectora Caldes Animal, Elena Isla, quien pudoi acceder a la finca,  ha explicado que el propietario vive en Caldes desde finales del 2011. Isla no cree que "lo que no ha hecho este señor en siete meses lo haga ahora en 20 días". La protectora ha recibido numerosas llamadas de gente interesada al comprar estos caballos. Aún así, el propietario se niega a vender los animales y rechaza la comida que le ha ofrecido gente de forma altruista para alimentar los caballos. En cambio, ha instalado un candado para evitar el acceso.

    Isla ha informado que el hombre había recibido denuncias por tenencia de caballos en mal estado en 2009, cuando tenía una finca en Teià (Maresme). "No sabemos porque pero el decomiso de aquellos animales se suspendió".

     

     

    Fuente: lavanguardia.com

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín