Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Dos caballos de Hípica Porceyo muestran sus credenciales para el Mundial

    NoticiasNoticias sobre el Salto Hípicomartes 12 julio 2011
    Compartir:

    Corría el año 2000 cuando el doctor Jesús Kocina decidía embarcarse en una aventura surgida de su pasión por los caballos y transformaba una granja de cría de vacas de leche, propiedad de su padre, en una incipiente yeguada. Poco más de una década después, sus instalaciones de Porceyo acogen a 25 caballos (entre los de su yeguada y los de los clientes) y sus monturas despuntan en el competitivo ambiente de los concursos de saltos. En los últimos meses, la cuadra ha experimentado un importante salto cualitativo

    Hípica Porceyo, como se llama la yeguada de Kocina, da con firmeza sus primeros pasos en los certámenes internacionales y nacionales. Sus principales estrellas son 'Visama Billbreaker' y 'Visama Zipper'. Ambos ejemplares tienen siete años y prometen dar muchas alegrías a su propietario.

    'Zipper' fue comprado en Bélgica y criado en Gijón, mientras que su compañero de aventuras nació ya en Porceyo. Su madre, 'Sane', es una yegua magnífica, uno de cuyos hijos ya encontró comprador en Holanda. Hasta ahora, destaca Kocina, han vendido dos ejemplares nacidos «aquí, en mi casa». El que se fue a Holanda y otro que recaló en Irlanda.

    De momento, 'Billbreaker' y 'Zipper' siguen preparándose en la finca de Porceyo de Kocina, quien tiene puestas muchas esperanzas en ellos. Hasta la fecha, no le han defraudado y ambos ejemplares apuntan alto. 'Billbreaker' fue campeón de Asturias de seis años y esta temporada acabó primero en un internacional en Vigo y también se llevó sendos Nacionales, uno en Oviedo y otro en Gijón.

    'Zipper' le secundó la pasada campaña en el podio del regional y en esta temporada se hizo con la segunda posición en el campeonato absoluto. En Hípica Porceyo confían en que ambos sean seleccionados para competir en dos pruebas del Campeonato del Mundo por edades, en Holanda en agosto y en septiembre en Bélgica. Acuden dos caballos por país y estas dos monturas cuentan con muchas papeletas. La Asociación Nacional de Criadores de Deporte Español (Ancades) será la que decida quiénes representarán a España.

    Donde sí que saltarán este año será en el Concurso de Saltos Internacional Oficial de Gijón, en Las Mestas, este verano. Antes, irán al nacional de León y a los internacionales de San Sebastián, Santander y La Coruña. Además de 'Zipper' y 'Billbreaker', también empieza a mostrar sus cartas 'Visama Parsifal'. Sólo tiene cinco años y, en el Campeonato de Asturias para los equinos de su edad, completó todos sus recorridos sin cometer ninguna falta. El sueño de Kocina cobra, por tanto, forma en la antigua granja de vacas de su padre. La transformación de las instalaciones ha sido completa y no falta ni un detalle. Aparte de la pista con los obstáculos y las cuadras -con boxes interiores y exteriores hasta un total de veinte-, Hípica Porceyo cuenta con un 'caminador', donde los caballos dan vueltas al paso para mantener la forma. Y, además, el entorno, rodeado de sendas, hace que los caballos puedan trotar al aire libre más allá de en la pista o el caminador.

    También hay una especie de secador para caballos. Una máquina de infrarrojos que sólo esta yeguada posee en Asturias y que posibilita duchar a los equinos en invierno. «Sudan mucho y con esta máquina los podemos secar y dejar listos sin problemas», explica Diego Pérez Bilbao, uno de los dos jinetes, junto a Álvaro Díaz, que se encarga de adiestrar -y competir- a los caballos. Junto con los tres mozos, son quienes se encargan del día a día de los ejemplares.

    Diego Pérez tiene 24 años y en su palmarés cuenta con un bronce en el Campeonato de España juvenil, un segundo puesto en un Gran Premio en Las Mestas y dos quintos en sendos Grandes Premios, uno en Santander y otro en San Sebastián. Todos en competiciones internacionales. Su compañero Álvaro Díaz, de 27 años, fue subcampeón de España juvenil y miembro del equipo español en el Campeonato de Europa juvenil, además de subcampeón de Asturias absoluto.

    Unos 20.000 euros al mes

    Mantener esta infraestructura no resulta barato. Implica unos costes de entre 15.000 y 20.000 euros al mes. Y las subvenciones y apoyos -explica Kocina- brillan por su ausencia.

    Es este negocio, además, una aventura de largo recorrido. En Hípica Porceyo se cuida y prepara a los caballos hasta que adquieren un buen nivel, que haga interesante su venta en términos económicos. Y esto no sucede, al menos, hasta los siete u ocho años de edad de la montura. Cuando tienen cuatro años, es la etapa idónea para empezar a montar y hacia los once es cuando el caballo llega a su mejor momento y alcanza los precios más altos.

    Hípica Porceyo, como la mayoría de quienes se dedican a esta actividad -en Asturias hay una veintena de criadores- tienen que salir al extranjero para vender sus ejemplares.

     

    Fuente: elcomercio.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín