Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Dos meses de prisión para un vecino de Oviedo por abandono de su caballo

    NoticiasNoticias sobre Bienestar del Caballomiércoles 25 noviembre 2015
    Compartir:

    El pura sangre inglés "Gahi", o "Gordi", como fue bautizado por los vecinos de Oviedo que se empeñaron en salvarle, llegó a estar a punto de morir después de que su dueño, que lo tenía en una finca de La Manjoya, dejase de alimentarlo.

    El prado donde pastaba se había quedado sin hierba tras las heladas del pasado invierno. Un ovetense, Jorge Sostres, al ver el nivel de suciedad y deterioro del equino, comenzó a alimentarlo, dándole trozos de pan. Otros vecinos se sumaron a la iniciativa. Al final, terminaron avisando al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que puso fin a la tortura de Gordi. El animal fue entregado a la asociación Caballo Astur y logró recuperarse.

    Ayer, la Fiscalía del Principado de Asturias solicitaba nueve meses de prisión para el propietario del caballo por un delito de maltrato de animal doméstico o amansado.

    Según el fiscal, el dueño trasladó a Gordi a la finca donde fue encontrado en los últimos meses del año 2014. Allí, "infringiendo gravemente las obligaciones impuestas por la Ley Asturiana 13/2002, lo dejó abandonado. El acusado se despreocupó totalmente de su cuidado y alimentación, lo que provocó que el animal estuviese sucio, en muy mal estado". De esta manera, cuando el 9 de enero de 2015 fue visto por un veterinario del Principado de Asturias, éste señaló que se encontraba "caquéctico por falta de alimentación". Al ser imposible localizar al imputado, el Seprona trasladó a Gordi, tras acordarlo el veterinario, a la Asociación Ecuestre Caballo Astur donde el caballo puedo recibir el tratamiento y los cuidados necesarios para su recuperación.

    Aparte de la pena de prisión solicitada para el dueño del animal, la Fiscalía solicitaba que se le inhabilite para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga que ver con animales durante tres años, así como la inhabilitación especial para el derecho del sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, junto con el pago de las costas procesales. Además, interesa que el acusado indemnice a la Asociación Ecuestre Caballo Astur en la cantidad que se determine por los gastos relativos al cuidado del animal.

    Sin embargo, el Juzgado de lo penal número 2 de Oviedo condenó finalmente ayer al ovetense que casi mata de hambre a su caballo a dos meses de prisión, canjeables por una multa de 960 euros.

    El fiscal rebajó la solicitud de la condena al apreciar una eximente incompleta por enfermedad mental. El acusado, por su parte, aceptó la pena y se declaró culpable. Poco antes había aceptado otra condena por un delito contra la seguridad vial y resistencia a la autoridad.

    Desde la Asociación Ecuestre Caballo Astur de Noreña, que acoge a Gordi desde su rescate, asegura que el animal presenta una aspecto más saludable, aunque no está recuperado del todo, y posiblemente no lo hará ya nunca, como indicó el veterinario que le atendió, puesto que tiene ya veinte años. Eso no impide que llame la atención de las yeguas, como "Nina", que se ha convertido en su compañera inseparable.

     

    Fuente e imagen: lne.es y ecoticas.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín