Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Ayuntamiento de Almonte cede una finca para los caballos marismeños que sufren inanición

    Compartir:

    El Ayuntamiento de Almonte, en Huelva, ha decidido ceder a la Asociación Nacional de Criadores de Caballo Marismeño una finca pública de 28 hectáreas de terreno para cultivar y así poder alimentar, con carácter de urgencia, al ganado vacuno y equino que pasta en Doñana y que está muriendo por inanición como consecuencia de la falta de pastos.

    Este acuerdo ha sido alcanzado tras una reunión entre el equipo de gobierno local y la junta directiva de la asociación, cuyo presidente, Gregorio Maraver, agradeció el respaldo de la institución local pero también alertó de que la medida no cubre las necesidades alimentarias de toda la cabaña equina, dado que el número de caballos desnutridos supera la cifra de 700, los cuales "han perdido cerca del 50% de su peso normal".

    Desde la Asociación, se insta al Parque Nacional de Doñana a la cesión "inmediata y con carácter excepcional" de fincas como Matasgordas, Caracoles o el Matochal, y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) la posibilidad de utilizar El Moralejo, una finca de más de 400 hectáreas cuya titularidad recae en el Estado.

    La muerte del ganado marismeño pone en riesgo la pervivencia de la propia especie y un modelo de vida ancestral. El propio presidente de la Asociación, Gregorio Maraver, se muestra crítico con la dirección del Parque Nacional de Doñana que "no nos ha contestado a nuestro escrito y no ha mostrado ningún interés" en solventar un problema que afecta a la propia fauna que cohabita en el espacio protegido y que tiene la obligación "profesional y moral de proteger".

    Maraver destacó que las intensas precipitaciones acaecidas a lo largo del mes octubre y principios de noviembre no solventa la carestía de pastos, ya que es preciso que los días de sol contribuyan a que florezca la masa vegetal, lo que puede tardar un tiempo del que no disponen unos caballos que se encuentran desnutridos y famélicos como consecuencia de ese déficit de alimentación.

     

    Contenido relacionado:

    Los caballos marismeños se encuentran 'en peligro' según los ganaderos de la zona

    Los criadores de caballos marismeños cuentan ya con una finca para los animales

    Los caballos marismeños ven mejorar su situación gracias a los nuevos pastos

     

     

    Fuente e imagen: huelvainformacion.es

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín