Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El periplo del caballo que apareció atado a una farola en la plaza mayor de Mislata

    NoticiasNoticias Hípicas Generaleslunes 05 mayo 2014
    Compartir:

    Hace unos días, dos agentes de la Policía Local de Mislata, en Valencia, se encontraron, mientras efectuaban su ronda habitual, un caballo pastando en el césped de la plaza Mayor.

    A las seis de la mañana, atado con una larga cuerda a una farola, deambulaba tranquilamente un caballo blanco de un lado a otro.

    Los agentes bajaron del vehículo y comprobaron que el animal se encontraba en buen estado. Tras un examen inicial, no pudieron identificar a ningún propietario de modo que trasladaron al equino a las instalaciones de la Hípica de Valencia, donde descansan los caballos de la Unión de Caballería de la Policía Nacional. Allí fue atendido de la mejor manera posible, proporcionándole agua y comida e incluso un vecino, que dispone de una cuadra, se ofreció a cuidarlo y alimentarlo.

    Según un testigo directo del hallazgo, Santiago Rosado, la historia tiene tintes de esperpento: «Dos jóvenes alemanes habían traído el caballo desde la huerta de Quart. Según explicarían estos jóvenes, allí un hombre les había dicho que iba a sacrificarlo y que si lo querían, que se lo llevaran. La intención de esta pareja era llevarlo al Bioparc para que se hicieran cargo de él», indicó Rosado.

    Sin embargo, en poco más de 24 horas la historia ya tenía un final feliz y es que las pesquisas de la Policía Local, tras descubrir en la Hípica que el caballo disponía de microchip, les llevó hasta un vecino de Quart de Poblet que resultó ser el propietario del caballo, al que alojaba en una parcela del barrio de San Gerónimo en Manises.

    La denuncia por robo que interpuso su dueño, al percatarse de que el animal ya no se encontraba en el terreno, permitió activar el sistema de detección y comprobar datos. En seguida acudió con toda la documentación y certificados veterinarios pertinentes para contrastarlos. La denuncia la puso el miércoles por la tarde aunque el caballo apareció la noche anterior, señalaron desde el Ayuntamiento de Mislata.

    El dueño desconoce si el caballo fue robado o si se escapó de la parcela. Tras descubrir que no se hallaba en el terreno, este vecino estuvo buscando al caballo por el campo antes de interponer la denuncia.

    La Policía investiga ahora si el animal logró escapar hasta llegar al centro de Mislata donde apareció, o bien si lo sacó alguien de la cuadra y lo condujo desde Manises a Mislata. Lo que está claro es que el propietario no va a ser investigado al haber sido él mismo quien denunció su pérdida y al comprobar el perfecto estado del animal y que toda su documentación está en regla.


     

    Fuente e imagen: lasprovincias y levante-emv.com

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín