Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El torero Canales Rivera niega, a través de su abogado, que maltratara a su caballo

    NoticiasNoticias sobre Bienestar del Caballoviernes 22 noviembre 2013
    Compartir:

    El abogado del torero José Antonio Canales Rivera ha negado que el diestro maltratara a su caballo, asegurando que este se vio obligado a "hacer uso de elementos de seguridad y dominio del equino" para evitar ser derribado porque el equino se enfureció y se puso fuera de control.

    Pedro Pérez Rodríguez, el letrado del torero, afirma, en un comunicado, que Canales Rivera no ha sido condenado por "delito alguno" por estos hechos sino que "ha recibido una sanción" de 600 euros por "una falta".

    La parte implicada en la noticia que saltó a los medios esta semana respondé así a la información facilitada por el Observatorio Justicia y Defensa Animal, denunciantes ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Cádiz al torero el pasado febrero por causar "heridas sangrantes y profundas" en el hocico de su caballo con un artilugio de castigo. El Observatorio hizo saber que el caso había llegado a juicio en un juzgado de instrucción de Puerto Real, ante el que el torero había aceptado pagar una multa de 600 euros.

    El abogado aclaraba por su parte que el torero "se vio necesariamente abocado" a hacer uso "de elementos de seguridad y dominio del equino como son la denominada serreta y el llamado bocao, para conseguir frenar la alocada carrera" del caballo y "evitar caer derribado" del animal, que "inexplicablemente se enfureció y se puso fuera de control". Añade, además, que así se hizo constar en el atestado que realizó el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil y que el uso de estos artilugios sólo produjo "un leve sangrado en el hocico" del caballo. Pérez rodríguez insiste en que el torero había sufrido un año antes de este suceso y "en circunstancias similares" una caída de ese mismo caballo "a consecuencia de la cual se fracturó el omóplato". Además, "anteriormente" el torero sufrió otra caía de caballo de "análogas características" y por la que tuvo que ser intervenido de "una delicada operación cervical".

    El abogado explica que el torero es "un reconocido jinete en la modalidad garrochista, gran conocedor y muy amante de los caballos" y que tiene equinos con los que participa en concursos de hípica. Por ello sostiene que sería "un absurdo contrasentido el que maltratase de forma voluntaria a cualquiera de los equinos que constituyen en gran medida su pasión personal y su estilo de vida".

     

     

    Fuente e imagen: lainformacion.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín