Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El Tribunal Supremo anula la sanción por dopaje impuesta a un jinete en 2004

    Compartir:

    El Tribunal Supremo ha corregido al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dando  ha dado la razón a un jinete que recurrió tras ser despojado de un premio nacional y suspendido durante nueve meses al serle detectada sustancia prohibida en el análisis de sangre realizado al caballo que montaba.

    La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo resuelve un litigio que viene de noviembre de 2004, cuando el Comité de Disciplina de la Real Federación Española de Hípica impuso la sanción al jinete José González Pastor por el supuesto dopaje durante el concurso nacional de saltos celebrado en el Real Club Pineda de Sevilla en mayo de aquel año.

    Ese pronunciamiento fue respaldado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y por el TSJA, que rechazó el recurso que interpuso el jinete.

    La Federación descalificó a González Pastor y al caballo Cavalier durante el concurso nacional de saltos después de que el animal diera positivo en el control antidopaje. Al jinete se le suspendió su licencia deportiva durante nueve meses, ya que esta infracción está considerada como muy grave. González Pastor inició entonces su periplo a nivel federativo y judicial. Ocho años después, ha terminado ganando.

    El jinete basaba su recurso en la nulidad del control al que fue sometido el caballo, dado que fue realizado por un laboratorio extranjero (el francés LCH) que no estaba homologado por la Federación Española de Hípica.

    El Tribunal Supremo, reconoce la tesis del recurrente y anula la resolución sancionadora dictada por el Consejo Superior de Deportes. En concreto, resuelve que el análisis de sangre se practicó "al margen o en contra de lo dispuesto en las normas aplicables al caso", además de que fue realizado por un centro no homologado.

    La Ley del Deporte establece en su artículo 58.3 que los análisis que se realicen en las competiciones oficiales de ámbito estatal "deberán realizarse en laboratorios estatales u homologados por el Estado". Ninguna de estas dos condiciones reunía el centro que realizó el análisis de sangre a Cavalier.

    La junta directiva de la Federación Española de Hípica había determinado que, a la vista de la "ineficacia demostrada de los laboratorios españoles homologados en el control antidopaje", los controles que tuviesen que realizarse durante 2004 los llevaría a cabo el centro francés LCH. Éste se encontraba incluido en la lista de laboratorios oficiales de la Federación Ecuestre Internacional, integrado en la Agencia Mundial Antidopaje y homologado por el Comité Olímpico Internacional (COI).

     

    Fuente: europapress.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín