Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    En Málaga, los caballos ya llevan pañales

    Compartir:
    Nadie que pasee por las calles de Málaga está a salvo de tropezarse con un excremento de perro, pero de momento, sí que se puede dar por seguro que ningún ciudadano volverá a toparse con las heces que hasta ahora iban dejando por la vía pública los caballos que transportan en calesa a los turistas ávidos por conocer los principales atractivos del Centro Histórico.
     
    Hasta ahora, porque desde ayer los cocheros están implantando un sistema para la recogida de las deposiciones de los animales. No se trata de ningún artilugio de alta sofisticación. Simplemente es una bolsa plastificada sujeta a la caja del carruaje y a la retranca del caballo que impide que los excrementos caigan al suelo sin que su instalación suponga una gran molestia para el equino. Ayer ya se pudieron ver los primeros coches con este dispositivo, aunque para mañana está previsto que cuenten con él la totalidad de los 49 carruajes que operan en la ciudad, coincidiendo con la llegada de los cerca de tres mil cruceristas que atracarán a bordo del 'Norwegian Jade' a primera hora de la mañana.
     
    La medida ha surgido por iniciativa propia de los cocheros, aunque lo cierto es que tampoco les quedaba otra opción. Lo único que han hecho ha sido adelantarse a la nueva ordenanza en la que está trabajando el Ayuntamiento para regular este servicio, en la que se contemplan una serie de exigencias para poner en valor la actividad como la unificación estética de los carruajes y el uniforme de los conductores, además de sanciones para los cocheros que no utilicen este sistema de retención.
     
    En cualquier caso, el colectivo lo entiende como un guiño al Consistorio para mejorar unas relaciones que hasta el comienzo de la presente legislatura no habían sido las mejores. «Con este gesto queremos hacerle ver al Ayuntamiento que somos responsables y que estamos dispuestos a colaborar para mejorar el servicio por el bien nuestro y el de la ciudad», asegura Francisco Farfán, un malagueño de 64 años que lleva desde los 14 paseando a turistas y que preside la Asociación de Coches de Caballos de la capital.
     
    Dignificación del servicio
     
    En el equipo de gobierno municipal han cogido el guante y entienden este paso como el mejor exponente de la actitud de los profesionales. «Lo único que perseguimos con la nueva ordenanza es dignificar el servicio, pero no hay dignificación sin su colaboración y, por supuesto, sin los malos olores en las calles», afirma el delegado del Área de Movilidad, Raúl López, quien recalca: «Así no podíamos seguir, de forma que mejor es que hayan adoptado esta iniciativa por voluntad propia antes que esperar a que se apruebe la normativa y se expongan a ser sancionados».
     
    La ordenanza ya está redactada, aunque para su entrada en vigor aún deben superarse los habituales trámites administrativos. Para su elaboración, el Consistorio ha contado en todo momento con las opiniones del sector, aunque aún está sobre la mesa la principal reivindicación de los cocheros: la habilitación de nuevas paradas y, previa negociación con la Autoridad Portuaria, la posibilidad de acceder al puerto para recoger a los cruceristas.

     

    Fuente e imagen: diariosur.es / Fernando González

    Noticias
    Suscríbete al boletín